Última Hora

París, Francia | Los modestos Bergerac y Versalles, últimos supervivientes del fútbol 'amateur', son las presencias inesperadas de los octavos de final de la Copa de Francia, que se disputan del viernes al lunes, día en el que se disputa el choque estelar, París SG-Niza.

Ese partido en el Parque de los Príncipes pondrá frente a frente al primer y al segundo clasificado de la Ligue 1.

El PSG, vigente campeón, tratará de prolongar su buen inicio de 2022 (tres victorias, un empate), a pesar de la posible ausencia de sus arqueros principales: Keylor Navas está con Costa Rica y Gianluigi Donnarumma, lesionado en un gemelo, está en seria duda.

No es por lo tanto el mejor momento para recibir a un Niza peligroso, que lleva cinco victorias consecutivas, teniendo en cuenta todas las competiciones.

Los otros duelos estrella de esta ronda medirán al Marsella con el Montpellier, en un duelo del sur, y al Lens con el Mónaco.

El otro partido entre equipos de primera división, Nantes-Brest, será el encargado de levantar el telón de esta ronda, el viernes.

El Versalles visitará el sábado al Toulouse, de primera, mientras que el Bergerac recibirá el domingo al colista de la Ligue 1, el Saint-Etienne.

Tanto Versalles como Bergerac militan en la cuarta división francesa.

El Reims será por su parte favorito, como local el sábado contra el Bastia (2ª división).

El único partido entre dos equipos que no son de primera división será el pulso entre Nancy y Amiens, ambos de la segunda categoría.