Última Hora

Doha, Catar | El Palmeiras brasileño, campeón de la Copa Libertadores, consumó la debacle en el Mundial de Clubes de Catar al perder este jueves en la tanda de penales (3-2 tras empate 0-0) su partido por el tercer puesto ante el Al-Ahly egipcio.

Ambos equipos ofrecieron un partido poco vistoso, con el 'Verdao' mostrando síntomas de cansancio. El partido se dirimió desde los once metros sin pasar por la prórroga al disputarse en el Education City Stadium de Rayán, escenario que desde las 18H00 GMT alberga la final del Mundial entre Tigres y Bayern de Múnich.

El Palmeiras, que había perdido en semifinales ante Tigres de México (1-0), selló la peor actuación histórica para la zona Conmebol en esta competición.

En las cuatro ocasiones anteriores en que el campeón de la Libertadores perdió en semifinales, el representante sudamericano salvó el honor venciendo en el partido de consolación.

Así fue antes con dos formaciones brasileñas, Inter de Porto Alegre (2010) y Atlético Mineiro (2013), así como con el Atlético Nacional colombiano (2016) y el River Plate argentino (2018).

A pesar de la mayor calidad individual de los jugadores dirigidos por el portugués Abel Ferreira, el campeón africano saltó al césped con algo más de ambición y mordiente ofensiva.

Los brasileños mejoraron en el segundo acto, pero sin crear verdadero peligro ante el arco defendido por Mohamed El-Shenawy.

- Tres penales fallados -

Ya en la resolución a penales, los fallos de Rony, Luiz Adriano y Felipe Melo hicieron estéril la parada de Weverton y el lanzamiento al poste en sendos penales del Al-Ahly, que igualó con este tercer puesto su mejor actuación en un Mundial de Clubes (2006). Sólo el TP Mazembe de la República Democrática del Congo, finalista en 2010, y el Raja Casablanca marroquí, subcampeón también en 2013, pueden presumir de haber llegado más lejos entre los equipos africanos. 

El veterano de 37 años Felipe Melo, con pasado en España, Italia y Turquía, no tuvo su mejor día. En el minuto 25 se complicó en la salida del balón desde el eje de la zaga, perdió el balón, vio cómo Amr Al-Sulaya le regateaba, aunque el disparo con la diestra del volante egipcio se marchó demasiado cruzado.

Respondió el Palmeiras con una volea de Rony desde la media luna del área, pero el balón con adquirió el efecto deseado y se perdió desviado (33). Eran los mejores minutos de los brasileños en el primer acto.

Poco después, un centro del uruguayo Matías Viña fue rematado de cabeza por Rony obligando a una excelsa intervención al arquero egipcio.

Ya en la segunda parte, el arquero internacional brasileño Weverton mostró su calidad con sacando una mano salvadora a un remate de tijera de Al-Sulaya. El gol posterior de Junior Ajayi no subió al marcador por fuera de juego.

De Paula, con un zurdazo demasiado cruzado, y Gustavo Scarpa, que disparó alto desde lejos, gastaron las últimas balas de un Palmeiras que agradeció la ausencia de prórroga, pero que acabó estrellándose en los penales.