Última Hora

Un terremoto de magnitud 7,9 causó este sábado más de 1.000 muertos y cuantiosos daños materiales en Nepal, provocando además una avalancha que sepultó un campo de alpinistas en el Everest.

Un fotógrafo de la AFP vio cómo retiraban por lo menos 12 cuerpos de entre las ruinas de la torre, donde seguían trabajando los equipos de rescate.

El sismo también dejó más de 20 muertos en los vecinas China, India y Bangladesh.

"Ha habido muertos en todas las regiones excepto en el extremo oeste. Todo nuestro personal de seguridad ha sido desplegado para rescatar y atender a los necesitados", explicó un portavoz de la policía nepalí, Kamal Singh Bam, a la AFP.

Los mayores daños se registraron en Katmandú donde el terremoto, que se produjo hacia el mediodía desató el pánico entre la población, que salió a las calles despavorida, y arruinó a numerosos edificios.