Última Hora

"Es verdad, no nos gustamos", declaró este miércoles el italiano Vincenzo Nibali sobre su relación con su máximo rival por el triunfo final en el Giro de Italia, el colombiano Nairo Quintana, en una jornada con llegada en Mesina en la que se impuso el también cafetero Fernando Gaviria.

"Somos rivales, Nairo está aquí para ganar. Es verdad, no nos gustamos, no tengo la relación que puedo tener con (Fabio) Aru o las mismas conversaciones que con Alberto (Contador)", señaló en la televisión pública el italiano, recibido por todo lo alto en Mesina, su ciudad natal.

Vea: Andrey Amador se mete en el Top-10 del Giro de Italia tras la quinta etapa

Un día anterior, en la ascensión al volcán Etna, Nibali, ganador del Giro en 2013 y 2016, probó las fuerzas de Quintana, vencedor en 2014, a tres kilómetros de la meta, pero respondió uno de los guardaespaldas del colombiano en el equipo Movistar, el costarricense Andrey Amador.

"Ataqué para ver a los que querían responder, pero nadie tuvo el coraje de hacer un verdadero contraataque", analizó Nibali, líder del Bahrein.

Vea: Fernando Gaviria, el rey de las islas del Giro del centenario

"Nos controlamos el uno al otro (Quintana). Pienso que en Blockhaus (el domingo) tendremos un poco más de acción. Es más duro de subir (que el Etna)", añadió.