Última Hora

Berlín, Alemania | Con 34 años y un estatus de número uno intocable tanto en el Bayern Múnich como en la selección alemana: Manuel Neuer, que el sábado igualará el récord de número de partidos como internacional de un arquero de su país, no tiene rival en la última década.

El capitán de la Mannschaft festejará el sábado en Leipzig, a puerta cerrada ante Ucrania (19h45 GMT), su partido número 95 con la selección alemana absoluta, los mismos que el legendario Sepp Maier, campeón mundial en 1974.

Si todo va según lo previsto, Neuer establecerá ya un nuevo récord el martes en España, en el duelo ante su teórico gran rival por el liderato del grupo de la Liga de Naciones.

Las cifras y el palmarés -cinco veces designado el mejor arquero del mundo- son claras sobre el papel que Neuer ocupará en la historia del fútbol. Está además entre los pocos arqueros en haber ayudado a hacer evolucionar el papel del guardameta.

En los años 1960, Lev Yashin reinó bajo los palos de la Unión Soviética y mostró su control del área, en una época en la que los porteros preferían guardar los dos pies sobre la línea de gol.

Neuer sale a menudo de su área, en ocasiones a más de treinta metros.

"Cuando se trata de ser el undécimo jugador de campo, ha sido la referencia absoluta", constata Bodo Illgner, exarquero de Alemania y campeón mundial en 1990.

Además de su juego con el pie, es un arquero seguro en los duelos ante los atacantes rivales y rápido de reflejos.

"Manu transmite un gran sentimiento de seguridad", destaca otro exarquero internacional alemán, Andreas Köpke, actual técnico de porteros de la selección. "Se puede decir ha llevado el juego de un arquero a un nivel superior", afirma.

- La petición de Guardiola -

Aparentemente, Neuer no solo da seguridad a sus compañeros.

En el Bayern Múnich, la leyenda dice que Josep Guardiola, en 2013, no firmó su contrato de entrenador hasta que recibió garantías de que el club bávaro no dejaría irse a Neuer.

Por el momento, los años no parecen pasar por este gigante de 1,92 metros, relegando a otros grandes nombres como el portero del Barcelona, Marc-André Ter Stegen.

Cuando el seleccionador Joachim Löw decidió en 2019 hacer un relevo generacional en la selección, pasando la página de los héroes que llevaron al título en el Mundial de Brasil-2014, no dudó en conservar a Toni Kroos y a Manuel Neuer.

"Neuer es un arquero excepcional, una suerte para el fútbol alemán", se justificó el técnico. "Ha sido un gran elemento para nuestro desarrollo y nuestros éxitos en la última década", afirmó.

El portero del Bayern acaba de ser designado 'mejor arquero UEFA' de la pasada temporada, por su contribución al triplete (Liga de Campeones, Bundesliga y Copa de Alemania) con el equipo muniqués.

El premio al mejor jugador se lo quedó su compañero Robert Lewandowski. Neuer era finalista a ese galardón y Löw defendió los méritos del arquero.

"No tengo nada contra Lewandowski, pero para mí el jugador del año es Manuel Neuer", sentenció.