Última Hora

Clairefontaine-en-Yvelines, Francia | Feliz por una adaptación "súper rapida" y una relación "fácil" con Kylian Mbappé, el delantero Karim Benzema admitió sentir "mucha emoción y alegría" por estar de vuelta cinco años y medio después a la selección de Francia, según afirmó este viernes en una entrevista con la AFP.

Pregunta: Regresar a los vestuarios y a lucir la camiseta de Francia como ocurrió el miércoles contra Gales, ¿cómo fue para usted?

Respuesta: "Mucha emoción y alegría por regresar a la selección de Francia y jugar al fútbol. Las emociones fueron creciendo. Estoy contento de estar en el campo, de sentirme bien y de jugar el balón. Hubo muchas emociones, sea con La Marsellesa (el himno nacional francés), con el momento de ponerme la camiseta de Francia de nuevo, estar en el terreno de juego con los compañeros y disfruando".

P: Entre los rostros conocidos para usted está el de Antoine Griezmann. ¿Sentía el riesgo de solaparse con él en el campo?

R: "Creo que a este nivel no puede ser, no es posible. Él juega en el Barça, yo juego en el Real Madrid, tenemos la suficiente técnica y visión como para no pisarnos. A los dos nos gusta tener el balón en los pies, pero podemos jugar en profundidad también, podemos movernos. Lo más importante era no estar los dos en el mismo lugar. Pero solaparnos uno al otro, no".

P: ¿Así es el 'bello fútbol' del que usted ha hablado?

R: "Sí, hacer muchos movimientos, moverse, jugar a un toque o dos, ser decisivo, estar presente en el área para marcar goles, tener ocasiones, ayudar al equipo a defender, ¡hacerlo todo!".

P: El penal que él (Griezmann) le dejó tirar el miércoles en el amistoso ante Gales, ¿era un regalo envenenado?

R: "No, todo el mundo falla penales. Encuéntrame un jugador que no falle uno. No es nada, era un partido amistoso. Voy a trabajarlos más y más. No es un problema. Lo que puede ser (un problema) es no tener ocasiones o tirar cero veces a puerta. Generar ocasiones, estar en el ritmo, eso es lo que hace falta".

P: ¿Se sintió cómodo desde el principio?

R: "Me sentí bien. De todas formas, en un terreno de juego no tienes demasiado tiempo para pensar en tomar tus referencias. Hay que jugar, con el ritmo adecuado. El arquero estaba presente en todos mis tiros, pero al final pudimos ganar 3-0".

P: ¿Qué ha descubierto jugando junto a Kylian Mbappé?

R: "Es un muy buen jugador. Para lo joven que es, sabe hacerlo todo. Son los jugadores que me gustan, que saben jugar en un toque, llegar con profundidad. Ágil, rápido, eficaz. No hemos jugado mucho juntos pero en los entrenamientos nos buscamos, eso es fácil. Él sabe jugar al fútbol y es muy importante que lo tengamos".

P: Después de dos temporadas al más alto nivel, ¿la idea del Balón de Oro está en su cabeza?

R: "Siempre. Siempre está en mi cabeza. Pero después, ¿cómo ganarlo? Eso es lo que hay que preguntarse. Se decide en las grandes competiciones, en los grandes partidos. Tenerlo en un rincón de tu cabeza está bien, permite motivarse todavía más en el campo".

P: Se le siente más calmado, más tranquilo, más bromista. ¿Por qué?

R: "Para empezar, ya no tengo la misma edad, simplemente. Soy un padre de familia. Eso es diferente. Para mí, lo más importante es ser bueno en el campo, estar tranquilo con buen humor, siempre".

P: ¿Está sorprendido por la adhesión popular suscitada por su regreso al equipo nacional?

R: "Por supuesto, todo ha ido muy bien. He sentido muy buenas reacciones y siendo la atmósfera, lo que pasa a mi alrededor, que es perfecto. Eso me permite estar muy concentrado en lo que tengo que hacer en el terreno de juego, que es lo más importante".