Última Hora

El Instituto Nacional Electoral (INE) de México dio este domingo el banderazo de apertura de las casillas del referendo con el que los mexicanos decidirán si se investiga y enjuicia a cinco expresidentes por corrupción.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, encabezó una ceremonia de honores patrios en las instalaciones de ese instituto con el que se oficializó la apertura de las 57.000 urnas instaladas en el país.

La consulta, primera a nivel federal, es impulsada por el presidente izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, y su partido, Morena. Para ser vinculante deben votar al menos 37,4 millones de personas (40% del padrón electoral).

El referéndum, cuyos resultados se conocerán de 48 a 72 horas después de la votación, que concluirá a las 23H00 GMT y 01H00 GMT del lunes (dependiendo de los usos horarios), apunta hacia Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

En México los exmandatarios pueden ser juzgados como cualquier ciudadano, pues pierden el fuero al dejar el poder.

Sin embargo, López Obrador argumenta que la consulta es necesaria porque contribuirá a la aplicación de justicia y fortalecerá la democracia participativa.

López Obrador impulsó una reforma que permite someter a los presidentes a un referendo revocatorio cuando cumplan la mitad del mandato de seis años. El gobernante, con una popularidad de 57% según la encuestadora Mitofsky, lo hará voluntariamente en 2022.