Última Hora

Un mexicano, a quién le falta una mano, lucha por abrirse camino en el boxeo.

Víctor Zurita perdió su mano izquierda cuando tenía 8 años de edad, por un grave accidente que sufrió en la carnicería de su padre.

Le dijeron que jamás podría ser boxeador profesional.

Pero este joven no permitió que la falta de una mano le impidiera lograr su sueño y se abrió camino en un deporte que requiere mucho coraje.

La discriminación fue su fantasma y con ayuda de familiares logró enfrentarse a este y otros demonios para desarrollar la actividad que tanto le gusta.

Él es un ejemplo de valor y disciplina, su amor por el boxeo es más fuerte que cualquier otra discapacidad.

Su historia la puede observar en el video adjunto.