Última Hora

Una bebé recién nacida tuvo que recibir 13 puntadas en el rostro debido a que, durante la cesárea de emergencia, sufrió un profundo corte.

El hecho se presentó el miércoles pasado en Denver, Colorado, Estados Unidos.

Según el medio ABC, los padres de Kyanni Williams habían planeado tener un parto natural, pero un movimiento repentino de la bebé obligó a realizar la cirugía de emergencia, ya que los médicos no podían escuchar su corazón.

"Dijeron que nuestro bebé hizo un movimiento repentino, que no pudieron oír los latidos de su corazón ni encontrarlo y la llevaron a una cesárea inmediata. Dijeron que su cara estaba cerca de la pared de la placenta", aseguró Damarqus Williams, padre de la niña.

Cuando la bebé fue entregada a sus padres, ellos quedaron devastados porque no se esperaban que su hija tuviera 13 puntadas en la mejilla.

En el medio El Comercio transcendió que la madre de la bebé, Reazjhana Williams, indicó que todavía está tratando de entender lo que pasó en el parto.

"Traté de ser comprensiva sobre lo que sucedió, pero además del hecho de que le cortaron la cara y un cirujano plástico tuvo que venir a darle puntos, hay muchas cosas que no entiendo de la cesárea. Nunca escuché que alguien tuviera la cara de su bebé con este aspecto después de una cesárea", acotó Williams.

El abuelo de Kyanni Williams lamentó que la felicidad de la llegada de su nieta fuera opacada por la frustración de lo sucedido.

"Que tu nieta nazca para que el cirujano plástico le tenga que dar 13 puntos es devastador", mencionó Walter Williams al medio local Fox 31.

Por su parte, el Denver Health señaló en un comunicado "Denver Health ha estado en contacto con la familia directamente. Si bien esta es una complicación médica conocida en las cesáreas de emergencia, nuestro enfoque siempre está en brindar atención en el mejor interés de la madre y la niña".

La familia lanzó una campaña en Gofundme.com con el objetivo de recaudar fondos para tomar acciones legales por los daños causados a la bebé.

App Teletica