Última Hora

París, Francia | Después de una temporada plagada de lesiones, el atacante Mauro Icardi ha vuelto a marcar goles este verano europeo, pero el cielo no es completamente azul para él, con la llegada de Lionel Messi se nubla su futuro en París SG.

Este viernes en Brest (19h00 GMT), el argentino liderará el ataque parisino junto a Kylian Mbappé para ayudar al PSG a prolongar el pleno de victorias en este comienzo de la Ligue 1.

Pero fue otro argentino, nacido en Rosario y también con pasado en el FC Barcelona como él, quien hizo reaccionar el jueves al entrenador bretón Michel Der Zakarian.

"Preferiría que Messi estuviera, porque me gusta como jugador. Siempre es un placer competir contra grandes jugadores", dijo el técnico.

Pero la participación de la 'Pulga', que solo ha entrenado una semana con el grupo, es incierta para el encuentro del viernes, como hizo saber el técnico del club parisino Mauricio Pochettino.

Sí estará Icardi, que llega lanzado. Con dos dianas, es el jugador del PSG más eficaz de este comienzo del campeonato liguero.

- En forma -

"Físicamente, me siento muy bien. Estoy contento de la preparación que hemos hecho, hemos trabajado muy bien", dijo el atacante de 28 años el sábado.

Con su decisivo tanto frente al Troyes (2-1) y la diana que abrió el triunfo contra el Estrasburgo (4-2), el exgoleador del Inter de Milán ha recuperado su instinto anotador.

Antes de este buen inicio, el argentino acumuló varias lesiones la pasada temporada que le hicieron perderse casi la mitad de los partidos.

Con 13 goles en 28 citas, firmó su balance más bajo desde 2013/14 (9 goles), un rendimiento que no ha estado a la altura de los 60 millones de euros (70 millones de dólares) que pagó el PSG para hacer de él un digno sucesor de Edinson Cavani.

Esta decepcionante temporada ha alimentado los rumores de su salida, mucho antes de que su contrato expire en 2024. 

Pero el jugador ya dijo a finales de julio en Instagram que iba a quedarse "esta temporada, la próxima, y la próxima!! Nunca ha habido duda". 

Pero eso fue antes de la llegada de Messi, que con su llegada ha movido los cimientos del ataque parisino.

- Mirando a Mbappé -

En el olvido están los 'Cuatro fantásticos', de los que Icardi debía ser uno de los héroes, al igual que Neymar, Mbappé y Di María.

El mundo del fútbol sueña ahora con el trío Messi-Neymar-Mbappé, que todavía no tiene apodo.

El goleador argentino representa un valor de mercado nada desdeñable para un club que busca vender a finales de este 'mercato', el 31 de agosto.

"Como todos los jugadores, Mauro es parte del equipo. Sabemos que todo puede suceder en el fútbol pero no hay ninguna razón particular para pensar que no tiene futuro aquí", apuntó Mauricio Pochettino.

Su caso podría estar relacionado con el de Mbappé, cuya continuidad parece incierta, porque las negociaciones para la renovación de su contrato, que expira en 2022, no se concretan.