Última Hora

Más de uno de cada cinco neoyorquinos (21,2%) ya fue infectado por el nuevo coronavirus, según resultados preliminares de tests de anticuerpos realizados entre 3.000 personas en el estado de Nueva York, indicó el jueves el gobernador Andrew Cuomo.

Los tests masivos -de diagnóstico y de anticuerpos- son considerados clave para que se levanten las órdenes de confinamiento y reabra la economía en las distintas demarcaciones de Estados Unidos.

La presencia de anticuerpos de la enfermedad COVID-19 significa que la persona ya estuvo infectada con el virus y quizás sea inmune, por lo cual podría regresar al trabajo sin enfermarse nuevamente.

Los tests de anticuerpos fueron realizados al azar en 3.000 clientes de supermercados del estado de Nueva York esta semana, dijo Cuomo en conferencia de prensa.

Casi 14% dio positivo, agrego el gobernador. En la ciudad de Nueva York, el 21,2% dio positivo.

Estas cifras muestran que 2,6 millones de personas en el estado y unas 1,7 millones en la Gran Manzana ya habrían contraído el virus.

Los números superan con creces el número actual de casos confirmados en el estado de Nueva York, el más golpeado por la pandemia en Estados Unidos con 263.460 casos y más de 15.500 muertes.

"Creo que es vital que cualquier estado primero haga un estudio de base para ver dónde está en términos de infectados", dijo Cuomo.

Existe incertidumbre sobre la precisión de estos tests y la muestra es pequeña.

Pero Cuomo destacó que si los datos son correctos, la tasa de mortalidad del virus en el estado sería solo de 0,5%, mucho menor al promedio estadounidense y a los países europeos más afectados que basan sus cifras en casos confirmados.

Según la Universidad Johns Hopkins, Bélgica tiene una tasa de mortalidad en base a casos confirmados de 14,9%, Francia de 13,6% y Estados Unidos de 5,5%.

Los estados norteamericanos están divididos frente a cómo y cuándo salir de la cuarentena.

Algunos como Georgia (sur) están listos para autorizar desde el lunes la reanudación de la actividad económica. En Florida, algunas playas reabrieron desde el domingo. Pero otros como Nueva York, donde el aislamiento durará al menos hasta el 15 de mayo, llaman a la prudencia para evitar un nuevo brote de casos.

A pesar de que las hospitalizaciones por coronavirus han bajado y las muertes han caído por debajo de las 500 diarias por tres días consecutivos, el estado registra más de 1.300 nuevos casos cada día, dijo Cuomo.