Última Hora

Varios miles de opositores a las medidas restrictivas destinadas a frenar la propagación de la pandemia de covid-19 manifestaron de nuevo el sábado en varias ciudades de Alemania y en la capital polaca Varsovia.

En Múnich, donde se organizó por primera vez una manifestación nacional de este tipo, asistieron 8.000 personas, según la policía.

También hubo manifestaciones en otras ciudades alemanas como Hannover (centro) y Wiesbaden (oeste).

Los manifestantes, en su mayoría sin mascarillas a pesar de la recomendación de las autoridades, denunciaron las medidas adoptadas por el gobierno alemán para luchar contra el nuevo coronavirus. 

Este movimiento, que apareció en Stuttgart (suroeste), organiza desde mediados de abril manifestaciones contra las restricciones vinculadas al covid-19 y entre sus partidarios hay militantes antivacunas, conspiracionistas y simpatizantes de extrema derecha.

Las manifestaciones alemanas del sábado se desarrollaron por ahora sin incidentes. 

La canciller Angela Merkel declaró "comprender" que algunos "tienen dificultades" frente a estas restricciones, y estimó que "cada quien es libre de criticar abiertamente la decisión del gobierno (...) en manifestaciones pacíficas".

Una manifestación equivalente, pero de menor tamaño, reunió en la tarde a varios cientos de personas en la capital polaca Varsovia. 

Organizada por la asociación antivacunas "Stop-NOP", la manifestación, convocada al grito de "¡Acabar con la pandemia! ¡Basta de mentiras!", se inició ante la sede del parlamento polaco.

Luego los manifestantes debían pasar por el centro de la capital dirigiéndose hacia la sede de la televisión pública TVP, a la que acusan de mentir sobre la pandemia.