El Manchester City afirmó este domingo que no recurrirá al sistema de paro parcial implantado por el gobierno británico para paliar parte de las consecuencias económicas ligadas a la pandemia de coronavirus.

Mientras otros cinco clubes de la Premier League, Liverpool, Tottenham, Newcastle, Norwich y Bournemouth anunciaron los últimos días haber enviado a sus empleados no futbolistas al paro parcial, el Manchester City no tiene pensado seguir ese camino.

"Podemos confirmar, después de la decisión del presidente del consejo de administración la semana pasada, que el Manchester City no utilizará el programa de paro parcial del gobierno, implantado a causa del coronavirus", declaró el club 'citizen'.

La medida del gobierno establece que el Estado se hace cargo del 80% de los salarios, con un máximo de 2.500 libras al mes (2.800 euros).

El recurso a esta medida por algunos ricos clubes de élite, como el Liverpool, vigente campeón de Europa y líder de la Premier, que había anunciado en febrero unos beneficios brutos de 42 millones de libras (47 millones de euros) para 2018/19, suscitó este sábado numerosas críticas, entre ellas las de los antiguos 'Reds' Jamie Carragher y Stan Collymore.

La antigua gloria del fútbol inglés Gary Lineker, atacó asimismo este domingo en la BBC la actitud de los "grandes clubes" que habrían podido ayudar más "a sus empleados, mientras los jugadores ganan tanto dinero", declaró.

El grupo de aficionados del Liverpool Spirit of Shankly, por contra, apoyó la medida de su club. "El recurso al sistema del paro parcial mantiene ese compromiso (de tratar al personal de manera equitativa) y garantiza a todos los empleados menos bien pagados que continúen percibiendo el 100% de su salario. Eso debe ser considerado como un elemento positivo", indicó el colectivo de aficionados.