Última Hora

Internacional

Luis Diego Arnáez: 'Nada de lo que yo diga consolará la desazón de los aficionados'

El estratega de Alajuelense asegura que no es momento de hablar de su futuro o el del plantel

José Fernando Araya 9/12/2018 08:55

El técnico de Alajuelense, Luis Diego Arnáez, fue tajante en afirmar que de nada sirve haber tenido una gran temporada si se queda fuera de la lucha por el título.

Así analizó el torneo el técnico manudo tras quedar eliminado por penales ante Herediano, pese a ganar 2-1 en el tiempo reglamentario.

“Fue una buena temporada, pero ahora todo eso de nada vale”, comentó el estratega durante la rueda de prensa post partido.

Arnáez explicó que el error más grande que tuvo su equipo en el partido ante los florenses fue la falta de claridad para concretar las jugadas de peligro que tuvieron.

“No tuvimos calma a la hora de definir nuestros ataques, pues oportunidades tuvimos para sentenciar el partido, pero en unas escogimos mal y en otras no tuvimos calma y mesura y por ahí pasó el error”, indicó.

El “Flaco” tampoco quiso hablar sobre su futuro o los posibles cambios que tendrá la Liga de cara al próximo torneo que comenzará el próximo mes de enero.

“En este momento prefiero no hablar ese tema, eso sería como hacerme campaña yo mismo y no es el momento para hablar de eso, ya vendrá la próxima semana con más calma y veremos qué pasa”, mencionó.

Ante la crítica de los aficionados que incluso llegaron a increpar al banquillo y jugadores manudos, Arnáez fue muy claro en decir que no los critica, pues es parte de una frustración que cumplirá ya cinco años sin un título.

“Aunque hiciéramos un partidazo, de ninguna forma el aficionado no saldría contento y eso es obvio por que se arrastra de torneos anteriores, hay mucha desazón por parte del aficionado, estamos frustrados y con rabia por no llegar a la final”.  

"Nada de lo que yo diga consolará la desazón de los aficionados". 

Una vez finalizado el encuentro ante el Team y consumada la eliminación, los jugadores rojinegros poco quisieron hablar ante la prensa y sus caras largas acompañó el camerino.