MadridEspaña | El jefe del ejecutivo español, Pedro Sánchez, desgranó el plan para desmontar el estricto confinamiento que vive el país por la pandemia de coronavirus, dividido en cuatro fase graduales.

Sánchez detalló que la desescalada durará entre seis y ocho semanas en las que se irán flexibilizando las salidas de las personas, aperturas de comercios y hoteles y la realización de actividades de ocio.

De esta manera, "la primera fase o fase 0 es la fase de preparación de la transición o desescalada que es en la que ya nos estamos encontrando", dijo Sánchez.

En esta fase, entre otras medidas de alivio del confinamiento, se prevé "la apertura de entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federados y el entrenamiento básico de ligas profesionales".

Esta fase 0 de desescalada empezaría el próximo 4 de mayo en la mayoría del territorio español, lo que parece abrir la puerta a la posibilidad de que los equipos de la Liga española puedan volver a entrenar de forma individual a partir de esa fecha.

Un protocolo de la Liga española, que barajaba el 4 de mayo para la vuelta a la actividad, parada desde el pasado 12 de marzo debido al coronavirus, prevé en una primera fase de entrenamiento en solitario de los jugadores.

Así, en esta primera fase de entrenamientos, los jugadores reciben sus tareas de forma telemática, deberán llegar a los lugares de entrenamiento ya vestidos, con mascarillas y guantes, que podrán seguir llevando durante su práctica y sólo podrá haber seis jugadores como máximo sobre el terreno.

Tras esta primera fase, los equipos irían pasando progresivamente a los entrenamientos colectivos.

- 'El fútbol, motor económico' -

En el plan esbozado este martes por Pedro Sánchez, en el segundo paso de la desescalada "se contempla la apertura de centros de alto rendimiento con medidas de higiene y protección reforzadas y si es posible turnos y también se permitirá el entrenamiento medio en ligas profesionales".

La Liga, que calcula en unos 1.000 millones las pérdidas para los equipos españoles si no se reanudan la competición local, Champions y Europa League, aboga por intentar acabar las once jornadas que restan de campeonato.

Tebas había adelantado en un encuentro con la prensa internacional que, en caso de reanudarse la Liga, "los escenarios actuales que tenemos es poder empezar el 28-29 de mayo, 6-7 de junio o 28 de junio" a puerta cerrada.

Este martes, el presidente de la Liga recordó que "en España, el fútbol es un importante motor económico que necesitamos reactivar como muchos otros", después que el gobierno francés diera por cerrada la temporada deportiva.

"No entiendo por qué habría más peligro en jugar al fútbol a puerta cerrada, con todas las medidas de precaución, que trabajar en una línea de montaje o estar en un barco de pesca en alta mar", afirmó Tebas.

"En otros países, los equipos ya están entrenando, ese es el ejemplo a seguir", concluyó el presidente de la Liga.