Última Hora

El Reino Unido insistió el miércoles en que su estrecha relación con Estados Unidos está asegurada gane quien gane las elecciones norteamericanas, pero se cuidó en destacar su desacuerdo en materia de cambio climático con la administración Trump.

El primer ministro Boris Johnson, aliado del republicano Donald Trump, no quiso hace comentarios en el parlamento cuando se le preguntó sobre la prematura declaración de victoria por parte del presidente estadounidense y su intención de acudir al Tribunal Supremo para defenderla.

Pero el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, afirmó en declaraciones a Sky News que quienquiera que gane "no está preocupado por la relación" entre Londres y Washington.

Y quitó importancia a los reparos expresados por el demócrata Joe Biden sobre los planes británicos para Irlanda del Norte tras el Brexit.

Por su parte, la ex primera ministra Theresa May recordó en un tuit que las elecciones en Estados Unidos coinciden con la salida del país, decidida por Trump, del Acuerdo de París, "el mayor intento global de construir un consenso sobre el cambio climático".

El Reino Unido acoge el año próximo la 26ª cumbre climática de la ONU, aplazada este año debido a la pandemia y el gobierno espera que sea "un éxito", afirmó el portavoz de Johnson.

"Obviamente hemos dejado claro a la administración estadounidense a lo largo de este proceso que seguimos siendo firmes partidarios del Acuerdo de París", agregó.

E insistió en que la relación transatlántica "se fortalecerá cada vez más, sea cual sea el candidato que gane las elecciones". "En comercio, seguridad, inteligencia, defensa, innovación y cultura, pocos países hacen más juntos", subrayó.