Última Hora

Londres, Reino Unido | El Liverpool, líder incontestable de la Premier League, sumó otros tres puntos en Bournemouth tras imponerse este sábado por un claro 3-0, por lo que suma 46 de 48 posibles, sin conocer la derrota.

El vigente campeón de Europa, que se jugará el martes en Salzburgo el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, se impuso con los goles de Alex Oxlade-Chamberlain (35), del guineano Naby Keita (44) y del egipcio Mohamed Salah (54).

Tras este triunfo, los Reds aventajan en 11 puntos al Leicester, que el domingo jugará contra el Aston Villa, y tienen 14 más que el Manchester City, que este sábado recibe al United en el derbi mancuniano.

El equipo entrenado por el alemán Jürgen Klopp dio muestras una vez más de que se encuentra en un gran momento de forma y que las rotaciones no parecen afectarle en su juego.

Este sábado en Bournemouth, el que se quedó en el banquillo fue el senegalés Sadio Mané, el más destacado en el triunfo en el derbi contra el Everton en la jornada intersemanal.

En una primera parte sin un juego espectacular, dos detalles de calidad sirvieron a los Reds para irse al descanso con dos goles de ventaja.

Pasada la media hora, Jordan Henderson se sacó un gran pase de 40 metros desde su propio campo que Oxlade-Chamberlain, sin dejar botar la pelota, golpeó a la altura del punto de penal para marcar (35).

Y justo antes de la pausa, Salah se deshizo del marcaje de tres defensas en la frontal del área con un pase de taco que dejó solo a Naby Keita, que superó con la derecha al arquero Aaron Ramsdale (44).

El Liverpool acabó con cualquier posibilidad de reacción local cuando Salah sentenció al inicio del segundo tiempo cruzando con la izquierda un balón servido al hueco por Keita (55).

- Cara y cruz para Tottenham y Chelsea -

También este sábado el Chelsea (4º) cayó derrotado estrepitosamente en Goodison Park 3-1 ante el Everton (14º), que con este triunfo se aleja momentáneamente de la zona de descenso.

Los 'Toffees', que estrenaban entrenador interino, Duncan Ferguson, tras la destitución el jueves de Marco Silva, se adelantaron por medio de un cabezazo del brasileño Richarlison en los primeros minutos del partido (5).

Ya en el segundo tiempo, y aprovechando dos errores de bulto de la defensa de los londinenses, el delantero británico Dominic Calvert-Lewin (49 y 84) amarró la victoria para los suyos, que encajaron en el 52 una diana del croata Mateo Kovacic.

El Tottenham de José Mourinho se recuperó de la derrota en Old Trafford en la jornada intersemanal con una goleada ante el Burnley (13º), al que derrotó por 5-0 con doblete de Harry Kane (5 y 54), el brasileño Lucas Moura (9), el surcoreano Son Heung-min (32) y del francés Moussa Sissoko (74).

Fue el tercer triunfo en cuatro partidos de Premier League de Mourinho, que de esta manera impulsa al Tottenham al 5º puesto de la clasificación provisional, con 23 puntos.

Además del buen juego de los londinenses, destacar la jugada del tercer gol, en la que Son cogió la pelota al borde del área propia y comenzó un eslalon, zafándose de todos los defensas que le salían al paso, hasta plantarse sólo ante el arquero rival y superarle con un toque sutil con la derecha.

En el otro partido de este sábado, el colista Watford sumó un punto al empatar en casa sin goles ante el Crystal Palace (7º).