Última Hora

Londres, Reino Unido | Para el entrenador del Liverpool Jürgen Klopp, los grandes clubes de la Premier League podrían pronto verse incapaces de alinear a once jugadores, a menos haya cambios estructurales para proteger a equipos exhaustos por el encadenamiento frenético de los partidos.

"Si continuamos jugando miércoles y sábado a las 12h30, no estoy seguro de que (los siete equipos ingleses participantes en competiciones europeas) podamos terminar la temporada con once jugadores", declaró Klopp el domingo en una entrevista a Sky Sports, el principal poseedor de los derechos de televisión de los partidos de Premier League.

Con la baja de varios lesionados, los Reds jugarán contra el Atalanta en Champions el miércoles antes de desplazarse el sábado a  Brighton en la Premier, es decir tres partidos en seis días y medio desde el jugado contra Leicester el domingo (3-0).

La Premier League es el único campeonato europeo en no haber renovado la medida instaurada la temporada pasada que permitía hasta cinco cambios por partido.

"Todo el mundo me dice que es difícil, pero es (ante todo) difícil para los jugadores. Esa es la verdadera dificultad. Para el resto, se trata solo de una decisión tomada en una oficina", dijo Klopp, atacando particularmente a los difusores del campeonato inglés, que defienden el mantenimiento del calendario de competiciones, en virtud de los contratos firmados.

- Temporada de COVID -

"Si se me habla una vez más de contratos, me voy a volver loco ya que no han sido pensados para una temporada con el COVID", señaló Klopp. 

El técnico del Manchester United, Ole Gunnar Solskjaer, declaró que su equipo estaba "condenado al fracaso" cuando se vio confrontado a la misma situación a principios de mes, tras haberse enfrentado un miércoles por la noche al Istanbul Basaksehir en Liga de Campeones, tres días antes del inicio a la hora de comer el sábado al Everton.

"Miré nuestro programa y es brutal. Nos enfrentamos al Arsenal el Boxing Day (26 de diciembre) y después al Aston Villa dos días después", se quejó también Frank Lampard, entrenador del Chelsea. 

Su homólogo del Arsenal Mikel Arteta, se quejó también de la situación actual, agravada por los partidos internacionales y los test positivos al nuevo coronavirus. 

"Tenemos un número increíble de partidos que vienen", deploró el español, cuyo equipo es actualmente undécimo, cuando cinco jugadores de su plantilla están lesionados y dos han dado positivo al COVID-19.