Última Hora

Un triplete y una asistencia el martes contra el Benfica (5-2), ocho goles en cuatro partidos de Liga de Campeones: Robert Lewandowski acumula cifras que legitiman su esperanza de ganar por fin el Balón de Oro.

A sus 33 años, el polaco domina todas las clasificaciones de goleadores: en Liga de Campeones (8), en Bundesliga (12 tras 10 jornadas), pero también en todos los grandes campeonatos europeos, delante de Mohammed Salah en Inglaterra (10), Karim Benzema y Ciro Immobile en España y en Italia (9), Jonathan David en Francia (8).

"Nunca había pensado que podía jugar tantos partidos, marcando tantos goles y dando tantas asistencias", comentó "Lewi" el martes, con el trofeo de mejor jugador del partido en sus manos.

La prensa alemana no sabe qué superlativo emplear para describir sus hazañas: "¡Increíble!", dijo Bild, "Su apetito parece insaciable", abundó Kicker. 

Su entrenador, Julian Nagelsmann, lo felicitó: "es y seguirá siendo por mucho tiempo todavía el mejor delantero del mundo". 

Matthias Sammer, excentrocampista del Borussia Dortmund, Balón de Oro de 1996 y ahora comentarista televisivo, estimó que "es actualmente el más completo y el mejor jugador del mundo".

Mejor que el "Bomber"

Lo que llama la atención en el polaco, mejor jugador FIFA y Bota de Oro de 2020, es su constancia al más alto nivel año tras año: 40 goles marcados entre todas las competiciones en 2018-2019, 55 el año pasado, 49 el anterior y ya  22 esta temporada (incluido un doblete en la Supercopa alemana).

La temporada pasada, con 41 goles en Bundesliga, batió el récord de 40 anotados en una temporada, mucho tiempo juzgado inaccesible, del "Bomber" Gerd Müller, gloria del Bayern y de la selección alemana occidental de los años 1960 y 1970.

Contra Benfica, el delantero de higiene de vida impecable, aleccionado por su mujer nutricionista, alcanzó los 81 goles marcados en 100 partidos de Champions, superando a Messi y Cristiano Ronaldo que habían marcado respectivamente 77 y 64 en la misma cifra de encuentros.

En la clasificación global de los mejores goleadores de la historia de la Liga de Campeones, el polaco se posiciona justo detrás de ellos (Messi 123 tantos, Ronaldo 139, pero habiendo disputado muchos más partidos que los 100 del polaco) y delante de Benzema (73). Con Polonia, las cifras son también impresionantes: 72 goles en 127 partidos.

Lewandowski está en competición directa con estos tres goleadores en la lucha por el próximo Balón de Oro, recompensa suprema a la que aspira.

¿Fin de carrera en el Bayern?

En 2020 pudo ganarlo, pero el premio quedó desierto debido a que la temporada estuvo marcada por la pandemia. El polaco fue el gran artífice del recorrido histórico del Bayern, ganador de Bundesliga, Copa alemana, Champions y Mundial de clubes.

"Lewandowski merece el Balón de Oro por esta temporada y por la anterior. Por todo lo que ha hecho, lo merece", explicó el martes su compañero francés Kingsley Coman.

Puro perfeccionista, "LewanGOALski" realiza regularmente sesiones de entrenamientos suplementarias, como a finales de septiembre, cuando atravesó una "minicrisis", con dos partidos sin marcar, de la que se rehízo rápidamente con un doblete contra el Bayer Leverkusen (5-1).

Y el martes, pese a su triplete, no estaba completamente satisfecho: "No sé si fue una noche perfecta, ya que fallé un penal".

En el Bayern desde 2014, la prensa alemana habla de una eventual llegada, la próxima temporada, del prodigio noruego del Borussia Dortmund, Erling Haaland, haciendo el mismo camino que hizo el propio delantero polaco. 

Si el club bávaro, obligado a buscarle un sucesor, ha mostrado interés en el noruego, doce años más joven que Lewandowski, también piensa en prolongar el contrato del polaco, que termina en 2023. 

Un tiempo interesado por irse al Real Madrid, Lewandowski piensa más ahora en terminar su carrera en Múnich.

"Claro que Erling es joven, y cuando marcas tantos goles, es normal que haya clubes interesados. Para mí, lo más importante es lo que hago en el terreno", dijo Lewandowski.

Youtube Teletica