Última Hora

Los dirigentes europeos se dijeron este viernes listos para negociar su futura relación comercial con el Reino Unido, tras una contundente victoria de Boris Johnson en las legislativas británicas que arroja luz al final del túnel del Brexit.

"La UE está preparada para la próxima fase. Vamos a negociar un acuerdo comercial que permitirá reglas de juego justas", dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, a su llegada al segundo día de una cumbre europea en Bruselas.

El único ausente en la cita fue el conservador Johnson, flamante vencedor de las legislativas del jueves que convocó con el objetivo de desbloquear la retirada del Reino Unido de la UE, prevista actualmente el 31 de enero.

Aunque la salida debía haber tenido lugar el pasado 29 de marzo, la falta de una mayoría clara en la Cámara de los Comunes a favor del acuerdo negociado con Bruselas pospuso el divorcio en varias ocasiones, la última hasta finales de enero.

La "victoria tan clara, tan nítida" de Johnson permite finalmente "plantear una salida ordenada para el 31 de enero", celebró el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, expresando la opinión los europeos, exasperados con el Brexit.

"Creo que la gente votó por Johnson porque (...) quería seguridad. Aunque no estuvieran de acuerdo, querían esa certeza", aseguró su par luxemburgués, Xavier Bettel, esperando que el 'premier' cumpla con sus promesas de campaña.

- ¿Negociaciones exprés? -
Si se ratifica el pacto de divorcio cerrado en octubre entre Johnson y sus 27 socios, los británicos abandonarán la UE para el 31 de enero, pero seguirán respetando las reglas del bloque y beneficiándose de ellas hasta el 31 de diciembre de 2020.

Durante este período de transición, ambas partes se comprometen a negociar su futura relación, sobre todo comercial, algo "enormemente ambicioso" en tan poco espacio de tiempo, según el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

Los dirigentes tienen previsto llamar así a iniciar "lo antes posible" la negociación con el Reino Unido, según un borrador de declaración visto por la AFP. "No lo conseguiremos, si no lo intentamos", agregó Varadkar.

Con la retirada del Reino Unido, se marcha una de las principales potencias económicas, diplomáticas y militares del bloque, con el que compartió más de 40 años de destino común y que ahora deben empezar a redefinir.

"Hay que reconstruir las relaciones con el Reino Unido que es un socio importante", afirmó este viernes el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, a la radio RTL, recordando que los europeos son "el primer socio comercial del Reino Unido".

Sin embargo, las negociaciones se anuncian complejas. "Será una negociación difícil" por los plazos, reconoció Conte. Johnson ya avanzó que no piensa pedir una prórroga del período de transición, solicitud que debería hacer antes del 1 de julio.

Los europeos velarán especialmente por "la integridad del mercado interno" durante esas negociaciones y por la adopción de reglas del juego justas entre las dos partes, para evitar competencia desleal a nivel social o ambiental.

Pero, primero, el parlamento británico debe ratificar el acuerdo de divorcio antes de "iniciar, serena y tranquilamente pero con determinación, las negociaciones sobre la próxima fase", según el presidente del Consejo Europeo.