Última Hora


Los canales de la ciudad italiana de Venecia están más limpios que nunca. Sin exceso de turistas, el agua luce cristalina, un evento atípico en la icónica localidad.

Los cisnes y los peces volvieron a ser parte del paisaje desde que el gobierno de la nación más golpeada por el coronavirus obligó a sus ciudadanos a no salir de casa.

La Agencia Espacial Europea muestra imágenes de cómo se redujeron las emisiones de dióxido de nitrógeno en el continente, especialmente en el norte de Italia.

Conforme desaparecen los colores amarillos y naranja, baja la contaminación. El gráfico captó las diferencias entre el 1 de enero y el 11 de marzo.

Mismo efecto se produjo en China. El cierre de fábricas y comercios suprimió las emisiones en un 25%, según fuentes consultadas por BBC desde el 20 de diciembre hasta el 16 de marzo.

Este 25% representa el 6% de la contaminación por nitrógeno en el mundo.

Datos para reflexionar el impacto que le causamos al Planeta.