Última Hora

Keylor Navas tuvo una noche de ensueño con el París Saint Germian, al defender el arco en el empate 1-1 del cuadro parisino ante el Barcelona, que les permitió clasificar a cuartos de final con un global de 5-2.

El tico al fin tuvo su desahogo frente el argentino Leo Messi, pues el astro del Barcelona es su principal verdugo al marcarle ya 10 goles en 16 enfrentamientos.

Este fue el quinto lanzamiento del argentino ante Navas y por primera vez el tico logró detener el remate.

“Siempre es difícil parar un penal, sobre todo frente a Messi, gracias a Dios he estado concentrado y eso nos ha dado ánimo a todos”, mencionó el tico a la prensa francesa una vez terminado el juego.

El costarricense le dedicó el penal a su compañero Sergio Rico, portero suplente del PSG, y su familia, pues recientemente sufrió la muerte de su padre.

“Ese penal va dedicado para Sergio y su familia quienes están pasando un momento difícil y a mi familia por apoyarme”, añadió.

Según datos de Daniel Calderón, estadígrafo de Teletica Deportes, este fue el décimo primer penal detenido por Navas en toda su carrera: 1 con el Saprissa, dos con el Levante, cinco con el Real Madrid y ahora tres en lo que lleva con el PSG.

Keylor destacó la labor de sus compañeros en un partido que consideró “difícil”, pero que los reafirma en el objetivo de buscar el primer título de la Champions.

“Fue un partido muy bueno por parte de ellos y de nosotros estuvimos bastante fuertes y esforzarnos al máximo para poder acceder a la siguiente ronda.

“Continuar en la siguiente fase dejando atrás al Barcelona nos motiva mucho para seguir en esta siguiente línea y así seguir con nuestro objetivo que es ganar”, recalcó el costarricense.

Ahora el PSG y Navas esperarán a su rival de cuartos de final en el próximo sorteo, aunque aseguran estar más unidos que nunca.

“Hay que estar unidos y el grupo siempre con el objetivo claro y a mejorar todos y eso es lo que nos va a ayudar a mejorar y tener ese objetivo que deseamos”, concluyó.