Última Hora

Danny Rose, defensa del Newcastle, defendió que los futbolistas de la Premier League están negociando una rebaja en sus salarios y criticó al gobierno británico decir a los jugadores "lo que tienen que hacer" para instales a contribuir al "esfuerzo nacional".

"Todos queremos que las cosas avancen", declaró Rose a la BBC. "Ya se habían iniciado conversaciones en este sentido antes de que personas ajenas al mundo del fútbol expresaran sus críticas", añadió.

El defensa, cedido por el Tottenham, se refería claramente a las declaraciones del jueves del ministro de Sanidad Matt Hancock, en las que invitaba a los futbolistas profesionales a asumir su parte en el esfuerzo nacional a nivel económico, después de que el país, como muchos otros, haya quedado sin apenas actividad económica por las medidas de confinamiento de la población ante la propagación de la pandemia del nuevo coronavirus.

Las declaraciones de Hancock las hizo suyas al día siguiente un portavoz del primer ministro Boris Johnson. 

"No necesitamos que personas que no tienen nada que ver con el fútbol digan a los futbolistas lo que tienen que hacer con su dinero", criticó Rose, el día que un hospital londinense informó que el futbolista había realizado una donación de 19.000 libras (21.500 euros).

Rose recordó que los capitanes de la Premier League están negociando con los clubes qué tipo de iniciativas se pueden llevar a cabo en este periodo de crisis.

"Hablo por mí, pero no tendría ningún problema en dar una parte de mi salario a las personas que luchan en primera línea y a las personas afectadas por lo que está pasando", declaró Rose.

Los dirigentes de los clubes de la Premier pretenden que los jugadores renuncien al 30% de sus salarios para paliar parte de las consecuencias económicas provocadas por la crisis del COVID-19.

A diferencia de la mayoría de países europeos, los jugadores de la Premier League no han visto de momento reducidos sus salarios.