Última Hora

En España, un juez le retiró a un padre la custodia de su hijo por considerarlo demasiado “permisivo” con los videojuegos.

Durante cinco años los padres del niño compartieron la custodia, pero el Tribunal consideró que, mientras estaba con el padre, el niño pasaba demasiadas horas conectado a videojuegos y redes sociales.

La sentencia no solo destaca la adicción al juego del menor, sino que pasó de no tener problemas en la escuela a perder nueve asignaturas y disminuir su rendimiento en actividades extracurriculares.

“Cuando el niño estaba con la madre tenía una serie de límites que ella le imponía y que trataba de mejorar el problema, pero la siguiente semana que se iba con el padre tenía barra libre”, aseguró Dolores Salgueiro, abogaba de la madre.

Por su parte, el padre recurrió a una apelación por falta de un informe multidisciplinar sobre la conducta del menor, no solo el de un psicólogo.

“El padre le dejaba jugar, pero también cuando estaba con la madre jugaba, en ese sentido nos parece la medida un tanto desproporcionada”, aseveró Pablo Leiva, abogado del padre.

Un psicólogo y un trabajador social evaluarán al niño el mes que viene, a la espera de lo que decida el Tribunal Supremo.