Última Hora

Girija Srinivas es una joven de 19 años que vive en la India, ella padece una rara y complicada enfermedad la cual no le permite crecer con normalidad, por esa razón su cuerpo sigue siendo el de una niña de dos años.

Con tan solo 76 centímetros de altura y un peso de 10 kilogramos, Girija ha logrado afrontar las dificultades y limitaciones de su enfermedad.

Según reconoce la joven, todos los días trata de ser independiente, con la ayuda y motivación de sus amigos y familiares consigue todo lo que se propone.

Por ejemplo, muchas de las tareas básicas del hogar las realiza sin problemas.

Pero su gran talento sobresale en la pintura. La joven india invierta gran cantidad de horas dibujando, y según indica, sueña con llegar a ser una reconocida artista.

“Quiero ser reconocida por las capacidades que he demostrado, no por dar pena”, expresó Srinivas al Daily Mail.

Su dieta es semilíquida ya que apenas puede levantar una taza de café, los médicos le advirtieron que pronto necesitará una máquina de oxígeno para respirar porque sus pulmones no se desarrollaron lo suficiente.

Su familia habita en una zona humilde de la India, en ocasiones no tienen dinero necesario para costear los tratamientos de requiere la joven.

Pero en vez de ser una carga, la mujer logra aportar, gracias a sus pinturas, 100 euros mensuales a su familia.

"No quiero ser popular por mi extraña condición médica. Quiero ser famosa algún día por mi arte. No quiero empatía, quiero reconocimiento", mencionó la joven artesana.