Última Hora

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, decidió ceñirse a la fecha límite del 31 de agosto para retirar a las fuerzas estadounidenses de Afganistán, informaron el martes medios estadounidenses. 

Biden tomó la decisión después de conversar con sus homólogos del G7 tras un pedido de los talibanes de que Estados Unidos no extendiera su estadía más allá de fin de mes, informaron las cadenas CNN, Fox News y otros medios, citando a altos funcionarios estadounidenses.

Se esperaba que anunciara su decisión el martes por la tarde, en medio de la preocupación de que miles de estadounidenses y de afganos que trabajaban para las tropas de Estados Unidos y de la coalición aliada no puedan ser evacuados del país.

Esto significa que los casi 6.000 soldados de Estados Unidos que han tomado el control del aeropuerto internacional Hamid Karzaim, en Kabul, desde el 14 de agosto tienen sólo siete días para concluir su operación y salir. 

La decisión se produce un día después de que funcionarios de Alemania, Gran Bretaña, Francia y otros países expresaran su esperanza de que Estados Unidos mantuviera el puente aéreo después de final de mes para permitir la salida de todo su personal local, así como de sus nacionales. 

Pero los líderes del G7, en una videoconferencia a primera hora del martes, acordaron aparentemente atenerse al plazo que Biden fijó en abril. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, declaró tras la reunión que los talibanes deben "garantizar" el paso seguro de los que huyen, incluso más allá de la fecha límite del 31 de agosto. 

Johnson, quien convocó la reunión de emergencia del G7, dijo que él y sus colegas habían acordado "una hoja de ruta para la forma en que vamos a colaborar con los talibanes" en el futuro. 

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, sostuvo que el grupo islamista, que tomó Kabul el 15 de agosto en una victoria relámpago que sorprendió al mundo y puso fin abrupto a 20 años de guerra, no aceptaría una ampliación del plazo. 

De su lado, el portavoz del Pentágono, John Kirby, indicó que el grupo islamista estaba enviando el mismo mensaje en las comunicaciones privadas que en las públicas. 

"Los talibanes han sido muy claros sobre cuáles son sus expectativas", expresó Kirby. 

"Las declaraciones públicas y privadas son las mismas; sin entrar en detalles, no veo mucha disonancia", declaró a los periodistas.