Última Hora

Joachim Löw, seleccionador de la Alemania campeona del mundo en 2014, dejará su puesto, que ocupa desde 2006, al término de la Eurocopa que se disputa este año, anunció este martes la federación germana (DFB).

A sus 61 años, Löw afirma en un comunicado estar "lleno de orgullo y de una enorme gratitud", tras quince años al frente de la Nationalmannschaft, a la que condujo al título en el Mundial de Brasil-2014, .

El propio Löw pidió a la DFB poner fin a su contrato, que debía durar hasta el Mundial de 2022 en Catar, al año siguiente de la Eurocopa de 2020, aplazada a 2021 debido a la crisis sanitaria, lo que fue aceptado por la DFB.

"Doy este paso de forma consciente, lleno de orgullo y de una inmensa gratitud, pero al mismo tiempo con una gran motivación inquebrantable en lo que concierne al próximo torneo de la Eurocopa", explicó.

"Daré lo mejor de mí para dar un gran alegría a nuestros aficionados en este torneo y para ganar. Sé también que eso se aplica a todo el equipo", añadió.

En la Eurocopa-2020, Alemania se encuentra en un grupo difícil con Portugal, Hungría y Francia, última campeona del mundo, en 2018 en Rusia.

Adjunto de Jürgen Klinsmann entre 2004 y 2006, le sustituyó al término del Mundial en Alemania, donde el equipo acabó tercero.

Con Löw al frente, Alemania alcanzó la final de la Eurocopa-2008 (perdida por 1-0 contra España), así como la semifinal de las Eurocopas de 2012 y 2016 y del Mundial-2010.

Críticas en última etapa.

Pero en el pasado Mundial ruso, Alemania no superó la fase de grupos, lo que condujo a duras críticas a Joachim Löw, que además arrastra el lastre de su decisión de querer rejuvenecer el equipo dejando fuera a una gran parte de los campeones del mundo de 2014: los defensas Mats Hummels y Jérôme Boateng y el centrocampista Thomas Müller. 

Cuando estos últimos se han mostrado competitivos en club y frente a las dificultades encontradas estos últimos meses por la Mannschaft, sin real líder en su equipo, Joachim Löw continuó dejándolos fuera, atrayendo más críticas en la prensa alemana.

La dura derrota por 6-0 contra España en la Liga de las Naciones en noviembre pasado y el descenso a la segunda división de esta competición tampoco ayudó.

Incesantemente interrogado sobre el regreso de los "treintañeros" dejados fuera, les abrió finalmente la puerta la semana pasada, un fracaso para este fino técnico siempre seguro de sus decisiones.

Entre los candidatos a su sucesión emergen el agitado Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, y el tranquilo Hansi Flick, del Bayern Munich.

El primero, tras haber llevado a su equipo a los cielos (triunfo en la Champions en 2019 y ganador de la Premier tras 30 años de espera el año siguiente), atraviesa actualmente una grave crisis siendo solo octavo en la liga inglesa.

Klopp constituiría la primera elección de la federación alemana y el interesado ya ha indicado que le gustaría un día ser seleccionador. Sin embargo, su contrato con los Reds va hasta 2024.

Vencedor de seis títulos con el Bayern en 2020, Flick aparece también como una posibilidad, aunque el club, líder de Bundesliga y en buen camino para alcanzar los cuartos de Champions, parece poco decidido a soltarlo.

Aunque sus éxitos sobresalen en club, fue también campeón del mundo en 2014, como adjunto de Löw.