Última Hora

El Inter de Milán podría ceder su lugar en el podio de la Serie A italiana, donde es tercero, tras caer 2-1 en el campo del Cagliari, este viernes en el partido que abrió la 26ª jornada.

Con 47 puntos, el Milan (4º), a dos puntos, y la Roma (5ª), a tres unidades, podrían aprovechar. Los 'rossoneri' recibirán al Sassuolo (11º) en San Siro el sábado, el mismo día que se juega el derbi de la capital entre los 'giallorrossi' y el Lazio, sexto clasificado.

Según cómo se den esos partidos el sábado, el Inter podría incluso descender a la quinta plaza y saldría de la zona de clasificación para la Liga de Campeones, con lo cual pagaría cara su derrota en Cerdeña.

De nuevo sin su excapitán Mauro Icardi, el Inter vio cómo el Cagliari se adelantaba en el minuto 31 con un remate de cabeza de Luca Ceppitelli.

El argentino Lautaro Martínez igualó en el 38, llegando con la cabeza a un centro de Radja Nainggolan, ex precisamente del Cagliari.

Pero cinco minutos más tarde, en el 42, Leonardo Pavoletti puso de nuevo en ventaja a los sardos con uan volea, para firmar su décimo gol esta temporada en la Serie A.

En el descuento final, el Cagliari tuvo incluso la ocasión de ampliar su triunfo, pero Nicolo Barella falló un penal.

Pese a su tercer puesto, el Inter está teniendo una andadura irregular esta temporada.

Después de dos derrotas seguidas hace unas semanas, contra Torino y Bolonia, los hombres de Luciano Spalletti encadenaron dos victorias, ante Parma y Sampdoria, antes de su empate 3-3 ante la Fiorentina en la pasada jornada.

Este revés en Cagliari llega para el Inter justo antes de su delicado desplazamiento el jueves 7 al terreno del Eintracht Fráncfort alemán, para la ida de los octavos de final de la Europa League.

Por su parte, el Cagliari sigue decimocuarto, pero ahora se distancia con 9 puntos más que el primer equipo en zona de descenso, el Bolonia.

El partido estelar del fin de semana en Italia sería el choque del domingo entre el segundo, el Nápoles, y el líder Juventus.

Los turineses llegan a ese partido con una cómoda ventaja de 13 puntos.