Última Hora

El Huracán Laura se degradó a depresión tropical y dejó al menos seis muertos en su paso por Estados Unidos. El poderoso fenómeno también causó serios daños en infraestructura, tendido eléctrico y viviendas.

En Houston, Texas, destruyó edificios, gimnasios, instalaciones educativas, iglesias, puertos y embarcaciones.

Al avanzar y causar devastación, se degradó a depresión tropical en Arkansas, con vientos de 55 kilómetros por hora.

Las autoridades estadounidenses confirman seis muertes, cuatro de ellas por golpes sufridos tras la caída de árboles.

Los fuertes vientos y las inundaciones han generado destrucción en Texas, Luisiana y Arkansas.

Pese a que se debilitó, Laura sigue avanzando hacia el este de EE.UU. Ahora la depresión amenaza con provocar tornados, lluvias fuertes y más inundaciones.