Última Hora

Los hospitales de Nueva Delhi, desesperados por la explosión de casos de coronavirus, reclaman más oxígeno medicinal este viernes, mientras que a las afueras de Bombay trece enfermos de covid-19 murieron en el incendio de una clínica, una tragedia más en la catástrofe sanitaria que vive India.

En las últimas 24 horas, se registraron 330.000 nuevos casos de coronavirus y 2.000 decesos en India.

El envejecido sistema sanitario indio lleva muchos años subfinanciado y ahora, frente a esta violenta segunda ola de la pandemia, enfrenta una falta de los medicamentos y del oxígeno que necesitan los enfermos más graves de covid-19.

Este viernes, hacia las 03H00 (21H30 GMT del jueves) se declaró un incendio -que ya fue extinguido- en un hospital a las afueras de Bombay, informó a la AFP Morrison Khavari, un responsable de los bomberos, según el cual se abrió una investigación.

"Había diecisiete pacientes en la unidad de cuidados intensivos del hospital Vijai Vallabh, de los que 13 murieron y otros cuatro fueron trasladados a otras dependencias", precisó.

Hace dos días, 22 pacientes de covid-19 murieron en otro hospital del mismo Estado de Maharashtra debido a un corte del suministro del oxígeno de los respiradores durante media hora.

Cuatro enfermos murieron también a principios de abril en el incendio de una clínica privada del Maharashtra y otro en un hospital de Bombay, en marzo, causó once muertos.

El covid-19 se llevó el jueves por la noche a Sharvan Rathod, compositor estrella de Bollywood de los años 1990. Falleció en un hospital de Bombay a los 66 años, anunció su hijo a la agencia de prensa india PTI.

Reuniones de crisis

India ha registrado casi cuatro millones de casos de covid-19 en abril, lo que acabó con la esperanza de principios de año de que había dejado atrás lo peor de la pandemia.

Este repunte exponencial de casos fue atribuido, en parte, a la "doble mutación" del virus y a acontecimientos masivos como el festival religioso Kumbh Mela de Hardiwar, en el estado de Uttarakhand (norte), que atrajo a unos 25 millones de peregrinos hindúes, la mayoría sin mascarilla y sin guardar las distancias de seguridad.

El primer ministro indio, Narendra Modi, debe participar este viernes en al menos tres reuniones de crisis dedicadas, sobre todo, al abastecimiento de oxígeno y a la disponibilidad de medicamentos de primera necesidad.

"SOS"

La capital, Nueva Delhi, continúa siendo una de las zonas más golpeadas por la pandemia.

Los hospitales de la ciudad lanzan llamados de socorro diarios al gobierno local y al nacional para reclamar que les suministren oxígeno.

"SOS - Menos de una hora de abastecimiento de oxígeno en el Max Smart Hospital y en el Max Hospital Saket. Esperamos nuevas provisiones (...) Más de 700 pacientes ingresados necesitan asistencia inmediata", tuiteó el viernes Max Healthcare, una de las mayores cadenas de hospitales privados.

"Suspendemos los ingresos de pacientes en todos nuestros hospitales de la región de Delhi hasta que el abastecimiento de oxígeno se estabilice", agregó poco después.

Otros hospitales privados de la región llevan días publicando videos con llamados parecidos en las redes sociales.

El jueves por la noche, al menos seis hospitales de la capital se quedaron sin oxígeno. A otros, solo les quedaban reservas suficientes para unas horas.

Tren "Oxygen Express" y aviones militares

"Los veinticinco pacientes más enfermos murieron en las últimas 24 horas. Solo queda oxígeno para dos horas [...] Una crisis importante es probable. La vida de los otros 60 pacientes más afectados corre peligro, se necesita una intervención urgente", advirtió el director médico del hospital Sir Gangaram, de Nueva Delhi, en un comunicado.

Hay camiones cisterna con oxígeno medicinal encargándose del suministro de clínicas de siete Estados las 24 horas, los siete días de la semana. Además, el ejército desplegó aviones de carga para llevarlos a aquellas regiones que no tenían.

El primer tren "Oxygen Express" partió el jueves del centro industrial de Vizag, en el sur del país, rumbo a Maharashtra, cargado de camiones con oxígeno.

India ha reportado más de 16 millones de casos de covid-19 y 187.000 decesos, aunque en proporción a su población (1.300 millones de personas), el balance continúa siendo inferior al de otros muchos países.