Última Hora

Los hermanos Pogba comenzaron a jugar al fútbol en las canchas del pequeño Roissy-en-Brie, en el extrarradio de París, pero sus trayectorias pronto se separaron: el jueves se enfrentarán en la Europa League en Old Trafford, Paul con el Manchester United y Florentin con el Saint Etienne.

Paul, el más joven (23 años), es una estrella mundial y uno de los baluartes de la selección francesa y de su actual club, el Manchester United. Florentin, tres años mayor, protagoniza una carrera mucho más discreta: pelea por un puesto de titular en el más modesto Saint Etienne (5ª en la Ligue 1) y optó, a nivel internacional, por representar a Guinea, el país de su origen familiar.

Este jueves ambos vivirán un partido especial, frente a frente en una competición europea.

"El día ha llegado. Nos vamos a enfrentar en una campo de verdad, más grande que las mini-canchas que frecuentábamos de niños", dijo esta semana el mayor de los Pogba a la UEFA.

Mientras que su hermano Paul se convirtió al principio de la temporada en el fichaje más caro en la historia del fútbol después de que el Manchester United pagase por él más de cien millones de euros, él, Florentin, está valorado en unos 3 millones -según la web de Transfermarkt- y mientras que el club de Pogba es el más rico del planeta, el Saint-Etienne no es ni siquiera el más acaudalado de su región, Auvernia-Rhone-Alpes, título que ostenta el vecino Lyon.

Las notables diferencias no amilanan a Florentin, quien en la entrevista concedida a la UEFA aseguró que "en el fútbol todo es posible".

"El hecho de que en teoría ellos sean mejores que nosotros no importa en absoluto", lanzó el mayor de los hermanos, que se desempeña como lateral derecho y que recuperó la titularidad haces unas pocas jornadas.

Em cualquier caso, el reto para el club francés no será fácil. Pese a que los de José Mourinho ocupan la sexta plaza en la Premier también, llevan 16 jornadas seguidas sin perder.

"Se vuelve loco si pierde"

"Si llega corriendo y tengo que tirarme al suelo para pararle, lo haré", aseguró hace poco el mayor de los Pogba al programa de la televisión francesa Telefoot.

"No voy a noquearle, es mi hermano, pero sí voy a cometer falta. Claro que lo haré", apuntó el defensor.

Para Paul, por su parte, el encuentro supondrá una oportunidad de demostrar a técnico y afición que es un jugador de grandes citas, pues pese a su titularidad e innegable ascendencia sobre el juego del equipo, todavía no ha marcado o dado un pase de gol en su liga en lo que va de año.

En ese sentido, Florentin lanza un salvavidas a su hermano pequeño. "El hecho de que sea el jugador más caro del mundo él lo ha dejado de lado, es más un asunto para la prensa", asegura.

"Todo lo que él hace, sea bueno o malo, tiene tres o cuatro veces más atención que en cualquier otro futbolista. Lo lleva bien porque es muy fuerte mentalmente", explica.

Su hermano, dice el jugador del Saint-Etienne, "no soporta perder. Se pone como loco cuando pierde. De pequeño le decía que cuando perdía también estaba aprendiendo, pero él no hacía caso".

En cuanto al hipotético vencedor del duelo de este jueves, Florentin se pone en la piel de los padres de ambos. "Tendrán sentimientos encontrados porque va a haber un ganador y un perdedor, pero yo creo que ya somos dos ganadores porque este partido es una cita inolvidable".