Última Hora

El delantero francés del Barcelona, Antoine Griezmann, se mostró decepcionado este martes tras caer 4-1 ante el PSG en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones afirmando que "ha sido un partido malo".

"No ha sido un buen partido, ha sido un partido malo", dijo Griezmann tras el partido a la plataforma Movistar Liga de Campeones.

"No hicimos nuestro mejor partido y con estos adversarios necesitamos estar a tope", añadió el delantero del Barça, que admitió que el "fueron superiores".

"Estos equipos necesitan que hagamos casi un partido perfecto y no hicimos nuestro mejor partido", afirmó Griezmann. 

"Es duro, no nos gusta que nos hagan cuatro en casa", admitió el delantero del Barça, quien, sin embargo, advierte que irán a darlo todo en la vuelta en París.

"Iremos allí a ganar, a intentar pasar, sabemos que es complicado, pero no vamos a ir de visita", sentenció.