Última Hora

En pleno resurgimiento del covid-19 en el Reino Unido, el gobierno británico fue duramente criticado el martes por una insuficiencia de tests de covid-19 que hace temer que los servicios sanitarios se vean limitados por la falta de personal.

Prácticamente inexistente al principio de la pandemia, la capacidad británica de realizar pruebas de diagnóstico incrementó considerablemente en los últimos meses para alcanzar, según las autoridades, las 300.000 diarias.

Pero cada vez más personas denuncian no haber podido acceder a una de ellas o haber tenidos que viajar largas distancias para hacerlo, lo que el gobierno ha achacado a un repentino aumento de la demanda con la reapertura de las escuelas y el retorno de los empleados al trabajo.

Sin embargo, la insuficiencia de tests está provocando que cada vez más trabajadores sanitarios, especialmente en Londres, se vean obligados a ponerse en cuarentena si ellos o alguien cercano tiene síntomas y no pueden hacerse la prueba, denunció Chris Hopson, jefe de los servicios hospitalarios de la sanidad pública británica.

Hopson pidió así que se dé prioridad al personal sanitario y a las personas enfermas por delante de quienes piden un test por precaución.

"Ahora tenemos casos de pacientes que deberían ser tratados y no podemos tratarlos porque (el personal sanitario) no tienen acceso a una prueba", lamentó.

Según el periódico The Times, con la reapertura de las escuelas y la necesidad de realizar pruebas en las residencias de ancianos, la demanda supera con creces las aproximadamente 200.000 pruebas que se realizan diariamente, y no se dispone de tests en las diez zonas del país más afectadas por el virus.

El Sunday Times afirmó el domingo que el Reino Unido debería enviar tests a Italia y Alemania debido a un atraso de 185.000 pruebas en espera de resultados.

Preguntada por la BBC, la ministra del Interior Priti Patel aseguró que el gobierno sigue "aumentando" la capacidad, pero insistió en que sólo deben realizarse pruebas a personas con síntomas.

Tras registrar una considerable disminución de los contagios tras el confinamiento, el Reino Unido ha registrado un rebrote de covid-19, con unos 3.000 positivos diarios desde hace más de una semana. Es el país más castigado de Europa, con 41.600 muertes confirmadas.