Última Hora

Los futbolistas europeos deberán tener un permiso de trabajo para poder jugar en la Premier League tras el Brexit, anunciaron las instancias del fútbol inglés tras recibir el visto bueno del gobierno sobre los futuros modos de fichajes.

La Federación Inglesa (FA), la Liga Inglesa de Fútbol (EFL) y la Premier League habían sometido "el mes pasado" al gobierno su proyecto de instaurar un permiso de trabajo para los jugadores, un plan "ahora aprobado por el ministerio del Interior", escribió la FA en un comunicado este martes.

Este proyecto, que entrará en vigor a partir del 31 de diciembre, fecha en la que el Reino Unido abandonará oficialmente la Unión Europea, prevé que los clubes ingleses tendrán que pedir un permiso de trabajo a las autoridades futbolísticas, como ahora ya ocurre con los futbolistas extracomunitarios.

La atribución de este permiso se hará vía un sistema de puntos basado en el número de internacionalidades del jugador con su selección nacional y en las categorías de jóvenes, el prestigio del club de procedencia (nivel del campeonato, clasificación del equipo en ese campeonato, historial en competiciones europeas, etc.) y su número de apariciones con ese club.

Los clubes no podrán fichar más de tres jugadores extranjeros de menos de 21 años en el mercado invernal ni más de seis en una misma temporada.

Otro aspecto que cambiará radicalmente: la salida del Reino Unido de la UE significa que pasará a estar sometido a las reglas de la FIFA que prohíben el fichaje de jugadores extranjeros de menos de 18 años.

Estas nuevas disposiciones tienen como objetivo garantizar "que ninguna medida relacionada con el Brexit no tenga efectos nefastos sobre el éxito de la Premier League o sobre las perspectivas de las selecciones inglesas", según el presidente de la Premier, Richard Masters, citado en un comunicado.