Última Hora

Una funcionaria de Salud de Dinamarca sufrió un desmayo en plena conferencia donde daban los datos del COVID-19.

El hecho quedó grabado en las cámaras de todos los medios.

Minutos después, el Gobierno anunció que la directora de Farmacovigilancia se encontraba bien, sin dar mayores detalles.

En la conferencia se estaba anunciando que Dinamarca suspende de forma definitiva la vacunación con AstraZeneca. Antes, ya habían interrumpido su uso durante cinco semanas.

De momento, Dinamarca es el único país europeo que lo hace, en otros como Alemania han decidido limitar el uso a población de ciertas edades.

Francia y Polonia anunciaron el jueves que mantendrán sus planes para administrar vacunas de AstraZeneca.

En España, por ahora, no hay una decisión sobre qué hacer con esas vacunas.