Última Hora

Internacional

Francés Gignac llegó a 100 goles con Tigres de México

El rival de Saprissa en Concacaf derrotó al Atlas este viernes en partido por la octava jornada de la Liga MX

AFP Agencia 23/2/2019 05:34

En la historia de los Tigres de México ya hay un capítulo destacado para André-Pierre Gignac, el fabuloso delantero francés que ha dejado una huella muy profunda con los 100 goles que el viernes por la noche alcanzó con la camiseta auriazul de los felinos.

Los Tigres fueron al estadio Jalisco, en Gudalajara, para enfrentar al Atlas, al que vencieron con un penalti cobrado por el francés al minuto 90+3.

Si bien Gignac ya es un goleador centenario con los Tigres, a su leyenda aún le quedan páginas por escribirse. Ahora, el fabuloso tigre francés acecha el récord de máximo anotador de la franquicia.

Depredador del área

Lunes 8 de junio de 2015. Los Tigres dan la campanada al anunciar el fichaje de Gignac con un contrato de cuatro años.

Miércoles 15 de julio de 2015. Semifinales de la Copa Libertadores de América. Arrodillado frente al arco, Alisson Becker, portero del Inter de Porto Alegre, lamenta un fulminante remate de cabeza: el primer gol de Gignac con los Tigres.

Su inicio en la Liga mexicana también es prometedor. Debuta el domingo 9 de agosto con un gol ante el Guadalajara.

"Llegó para dar resultados de inmediato", comenta Antonio Moreno, director del Salón de la Fama del Fútbol Nacional e Internacional, a la AFP.

"La verdad, no pensé que tuviera el éxito que ha tenido", reconoce Moreno. "En México estamos acostumbrados a los futbolistas sudamericanos que han venido para romper records y echar raíces en el país, pero no pensábamos que un francés viniera y fuera una grata sorpresa".

Goleador de fantasía

Entre los numerosos tatuajes que decoran el cuerpo de Gignac hay dos en el brazo izquierdo que han causado sensación en México: Oliver Atom -protagonista de la serie de dibujos animados Súper Campenes- y Gokú –el personaje principal del animé Dragon Ball-.

Oliver y Gokú acompañan a Gignac desde la infancia y tienen que ver con el poderoso goleador que es ahora.

En el Apertura-2016, Tigres enfrentó al América. Gignac salió a la cancha con el pelo teñido de rubio como guerrero Saiyajin. Cuando marcó al minuto 83, festejó como si fuera Gokú lanzando un Kame Hame Ha.

Tiempo después, en el Apertura-2018, Gignac presumió en sus redes sociales tener la técnica de Oliver Atom al comparar la imagen del personaje disparando el balón con un tiro que él hizo ante el Necaxa.

Números que dan miedo

Aunque ha sido un prolífico delantero, Gignac la pasó mal durante el Apertura-2016. El gol se le fue y en un acto desesperado por recuperarlo recurrió al hipnotista John Milton.

"Gignac estaba un poquito precupado", reveló entonces Milton a la AFP y es que acumulaba 764 minutos sin anotar. ¡70 días sin celebrar un gol! Con la ayuda del 'Caballero de la hipnosis', 'Dede' volvió a ser el de siempre con tres goles ante Pumas.

Desde entonces Gignac ha estado fino y en 172 partidos con los Tigres ha embocado 100 veces: 89 en la Liga MX (primera división), 7 en la Liga de Concacaf, 2 en Copa, 1 en partido del Campeón de Campeones y 1 en Copa Libertadores.

Con su amplio repertorio de remates, Gignac ha firmado goles de gran potencia –en la carrera y el disparo– y otros de tonos artísticos –de tijera o con el tacón–: 68 veces anotó con la pierna derecha, 21 con la cabeza y 11 con el pie izquierdo. Nueve veces marcó de penal.

"Indudablemente, ya está colocado entre los 10 jugadores extranjeros más importantes que han llegado al futbol mexicano en la era profesional, los números hablan", apunta Antonio Moreno.

Por el récord del 'Jefe'

Sábado 7 de mayo de 1988. El mexicano Tomás Boy marca su último gol con los Tigres y deja su cuenta en 102 goles, según el club, aunque hay estadígrafos que dicen que anotó 104.

Sea cual sea la cifra, el récord de máximo anotador histórico de los Tigres ya está al alcance de Gignac.

"Ojalá que rompa mi marca", ha comentado el 'Jefe' Boy, actualmente comentarista de televisión. "(Gignac) se ha ganado al público con sus actuaciones y con su estilo. Me gusta su forma de entender su posición como figura de Tigres".

Y es que Gignac se ha comportado como un ídolo en Nuevo León (norte de México), la sede de los felinos. Rara vez habla ante la prensa, en contraste se muestra muy humano visitando a enfermos de cáncer o participando en colectas para apoyar a damnificados de desastres naturales.

Le espera la inmortalidad

En casi cuatro años en México, Gignac ha sido un fenómeno para los Tigres. 

Por eso la afición le dedica cánticos con la melodía de 'Hey Jude' de los Beatles cuando anota en el estadio Universitario. 

Por eso un bebé de la localidad fue bautizado con el nombre de André Gignac y un tigre de bengala del zoológico de la localidad se llama Gignac.

Por sus 100 goles –y contando-, por sus dos títulos de goleo individual, por los tres campeonatos de liga con los Tigres y por su condición de ídolo, se espera que cinco años después de que se retire, André-Pierre llegue al Salón de la Fama del Fútbol como reconocimiento a una carrera de fábula.

"Gignac ya está sobrado de méritos. Haga lo que haga o deje de hacer, estará considerado (para el Salón de la Fama)", vaticina Antonio Moreno, director del recinto.