Última Hora

Un año después de que el modesto Al-Ain emiratí dejase a River Plate fuera de la final del Mundial de Clubes, el Flamengo devolvió el honor al fútbol sudamericano al imponerse este martes por 3-1 al Al-Hilal en la primera semifinal de este torneo.

El 'Mengao' disputará el cetro del fútbol mundial el domingo contra Liverpool o Monterrey, que se jugarán el otro boleto el miércoles en Doha.

Pese a la victoria final, durante 45 minutos el fantasma de una nueva eliminación del representante sudamericano en las semifinales del Mundial de Clubes recorrió el Estadio Internacional Khalifa de la capital catarí.

Hubiese supuesto un nuevo mazazo para el representante de la CONMEBOL, que ya se había quedado fuera de la final en dos de las últimas tres ediciones (Atlético Nacional en 2016 y River en 2018).

El 'Fla' sufrió, sobre todo en la primera parte, en la que no encontró cómo hacer daño al campeón asiático, que se mostró muy ordenado en defensa y peligroso a la contra, con el francés Bafetimbi Gomis, el italiano Sebastián Giovinco y el peruano André Carrillo volviendo loca a la defensa del 'Mengao'.

A la pausa se llegó además con la ventaja saudita tras el tanto anotado por Mohammed Alburayk (18), con un disparo desde el interior del área al que no llegó Diego Alves.

El campeón de la Copa Libertadores jugó mejor en la segunda parte y se vio favorecido sobre todo por el tempranero empate anotado por De Arrascaeta, rematando a puerta vacía un pase de Bruno Henrique tras una buena combinación de todo el ataque carioca, que dio tranquilidad a los hombres de Jorge Jesus, que dispuso el mismo once inicial en la cancha que el que ganó la final continental ante River Plate (2-1 el pasado 23 de noviembre en Lima).

- Diego Ribas decisivo -

La entrada en el tramo final del veterano Diego Ribas fue clave de la remontada, con dos goles que nacieron de pases del exjugador del Atlético de Madrid.

Nada más pisar la cancha, el mediapunta abrió a la banda derecha para Rafinha, cuyo centro lo cabeceó a la red Bruno Henrique (78), el mejor jugador del partido.

Y apenas cuatro minutos después, el 'Mengao' sentenció con otro pase de Diego Ribas a Henrique, cuyo centro para Gabriel Barbosa lo cortó Ali Albulayhi enviando el cuero a la red (82).

El campeón asiático además, acabó con 10 por la expulsión directa de Carrillo, por una patada a un rival (83).

Este martes también, el Esperance de Túnez goleó 6-2 al Al Sadd, el equipo anfitrión entrenado por la leyenda del fútbol español Xavi Hernández, para lograr la 5ª plaza en el torneo.