Última Hora

El final de la temporada de fútbol en Italia se retrasará del 30 de junio al 2 de agosto para dar al campeonato de la Serie A, interrumpido desde principios de marzo, tiempo para poder llegar a término.

En un comunicado, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) habla de su intención de aprobar "una resolución que retrase al 2 de agosto el final de la temporada deportiva 2019-2020".

El martes, el conjunto de los clubes de la Serie A se pronunció en favor de una reanudación del campeonato, que está interrumpido desde el 9 de marzo. Un deseo que depende de las decisiones del gobierno italiano.

La Federación comparte esta voluntad y los clubes esperan ser autorizados a retomar los entrenamientos a partir del 4 de mayo, fecha en la cual el gobierno debería comenzar a suavizar las medidas de confinamiento impuestas desde el 10 de marzo, o en las dos semanas siguientes.

"El mundo del fútbol trabaja sin descanso y de manera responsable para encontrar soluciones concretas y viables para la crisis provocada por el COVID-19, incluidas las soluciones que son necesarias e indispensables par la salvaguarda de las competiciones de la próxima temporada", escribe Gabriele Gravina, citado en el comunicado.

Este jueves, el presidente de la Liga Alemana, Christian Seifert, indicó que la Bundesliga, detenida desde mediados de marzo, está "preparada" para volver desde el 9 de mayo, si las autoridades alemanas dan su visto bueno.

Por su parte, la UEFA hizo saber este jueves que las plazas para las competiciones europeas de la próxima temporada deben ser atribuidas por "mérito deportivo". La organización europea desea que se puedan llevar a término las ligas de esta temporada.