Última Hora

El primer presidente de la República Islámica de Irán, Abolhasán Banisadr, de 88 años, que vivía refugiado en Francia desde 1981, murió este sábado en un hospital de París.

"Tras una larga enfermedad, Banisadr falleció en el hospital" Pitié-Salpêtrière de la capital francesa, anunció la agencia oficial iraní Irna, que citó a un allegado del exjefe de Estado.

Opositor al régimen del Sha

Cercano colaborador del fundador de la República Islámica, el ayatolá Jomeini, Banisadr fue elegido presidente en enero de 1980 y destituido 17 meses después.

Banisadr era un moderado: defendía la libertad y la democracia, y abogaba por un islam liberal.

A los 17 años, este musulmán practicante comenzó a militar en las filas del Frente Nacional, el movimiento nacionalista del doctor Mohamad Mossadegh, que luchó por la independencia de Irán y la nacionalización del petróleo.

Tras estudiar teología, economía y sociología, se convirtió en un firme opositor al régimen del Sha.

Buscado por la policía, tuvo que abandonar Irán en 1963 y se instaló en París. A partir de 1970, abogó por la unión de la oposición iraní en torno al imán Jomeini, exiliado en Irak.

En octubre de 1978, Jomeini también tuvo que exiliarse en Francia.