Última Hora

Una denunciante de Facebook sostuvo el martes ante legisladores de Estados Unidos que el gigante de las redes sociales alimenta la división, perjudica a los niños y necesita urgentemente ser regulado, y empujó a miembros del Congreso a comprometerse a tomar medidas largamente pospuestas.

El testimonio de la exempleada de la red social Frances Haugen detonó una de las más serias crisis enfrentadas por el grupo hasta ahora, y llevó a su director general, Mark Zuckerberg, a negar las acusaciones.

"Simplemente no es cierto que la empresa priorice el lucro sobre la seguridad, escribió el cofundador del grupo en una publicación difundida en su cuenta de Facebook.

Haugen testificó en el Capitolio tras haber filtrado a autoridades y al diario The Wall Street Journal un enorme archivo de investigaciones internas del gigante de las redes sociales.

"Creo que los productos de Facebook perjudican a los niños, avivan la división y debilitan nuestra democracia", subrayó. "Es necesario que el Congreso actúe. No se resolverá esta crisis sin su ayuda".

Ante los legisladores enfatizó el peligro de concentrar tanto poder en manos de un servicio que se ha vuelto parte de la vida de miles de millones, así como los riesgos de que sus plataformas alimenten trastornos alimenticios, vergüenza corporal e insatisfacción personal, particularmente entre los jóvenes.

"Habrá mujeres caminando por este planeta en 60 años con huesos frágiles debido a las decisiones que tomó Facebook en torno a enfatizar las ganancias hoy", vaticinó, refiriéndose al impacto de los trastornos alimenticios.

"Muchos de los cambios de los que hablo no harán que Facebook deje de ser una compañía que genera beneficios", dijo. "Solo no será una empresa tan ridículamente rentable como lo es hoy", añadió.

Zuckerberg, por su parte, publicó una nota dirigida a los empleados de Facebook en su cuenta, considerando "profundamente ilógico" el argumento de que la empresa impulsa contenido que enfurece a la gente para obtener beneficios.

"Hacemos dinero con la publicidad, y los clientes reiteradamente nos dicen que no quieren sus publicidades cerca de contenido dañino o irritante. Y no conozco a ninguna compañía de tecnología que pretenda crear productos que enojen o depriman a la gente. Los incentivos morales, del negocio y del producto apuntan en la dirección contraria", señaló.

También dijo estar "particularmente enfocado" en las denuncias sobre la relación entre Facebook y los niños, añadiendo que está "orgulloso" del trabajo realizado por la compañía para ayudar a los jóvenes en apuros.

Algunos de los miembros del Congreso estuvieron de acuerdo con Haugen.

"Este es mi mensaje para Mark Zuckerberg. Tu tiempo de invadir nuestra privacidad, promover contenido tóxico y aprovecharte de los niños y adolescentes ha terminado", dijo el senador Ed Markey.

"El Congreso tomará medidas (...) no permitiremos que tu empresa siga dañando a nuestros niños, nuestras familias y nuestra democracia", añadió.

Los legisladores estadounidenses llevan años amenazando con regular a Facebook y otras plataformas ante las críticas de que los gigantes tecnológicos invaden la privacidad, sirven de megáfono para peligrosa desinformación y perjudican el bienestar de los jóvenes.

Haugen habló menos de un día después del apagón de siete horas de Facebook, su aplicación de fotos Instagram y servicio de mensajería WhatsApp, que afectó potencialmente a miles de millones de usuarios y evidenció la dependencia global a sus servicios.

Youtube Teletica