Última Hora

Europa superó este miércoles los cinco millones de contagios de coronavirus, en un momento en que la región está restableciendo restricciones para frenar la pandemia, que ya dejó más de 200.000 muertos en Estados Unidos.

En total, se contabilizaron en Europa 5.000.421 casos, de los que 227.130 murieron, según un balance de la AFP a partir de fuentes oficiales. Rusia, España, Francia y Reino Unido suman la mitad de los contagios.

En todo el mundo, el covid-19 ha matado a más de 971.000 personas y los contagios ya superan los 31,6 millones desde que el virus brotó en China a finales del año pasado, según el recuento de la AFP.

Estados Unidos, el país más castigado por la pandemia, superó la fatídica barrera de los 200.000 decesos seis semanas antes de las elecciones presidenciales. Donald Trump, por detrás de su rival demócrata Joe Biden en las intenciones de voto, dijo que esta cifra es "una vergüenza" y echó la culpa a China.

El presidente, que durante mucho tiempo minimizó la gravedad de la pandemia, utilizó su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, en un mensaje en video grabado, para atacar a Pekín por no haber detenido la propagación de lo que llamó el "virus de China".

"Debemos hacer responsable a la nación que desató esta plaga en el mundo, China", dijo Trump durante la cita anual de los dirigentes del mundo entero, que debido a la pandemia se lleva a cabo casi enteramente en línea.

"Cuando la comunidad internacional está peleando realmente duro contra el covid-19, Estados Unidos está diseminando un virus político en la Asamblea General", respondió el embajador de China ante la ONU, Zhang Jun.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó de la rápida progresión de los contagios, que rozaron los dos millones en el mundo del 14 al 20 de septiembre, una cifra récord.

Responsabilidad individual

En Europa y según cifras de la OMS, el número de muertos aumento en un 27% del 14 al 20 de septiembre, con respecto a la semana anterior. El Reino Unido, el país más castigado del continente con casi 42.000 muertes confirmadas por covid-19, ve que el número de infecciones "se duplica cada siete días", lo cual obligó al primer ministro Boris Johnson a tomar nuevas medidas para atajar esta segunda ola.

A partir del jueves, los pubs, bares y restaurantes deberán cerrar a las 22h00 en Inglaterra.

En un país donde el uso de mascarillas no está muy extendido, la obligación incluirá ahora al personal de los comercios, los usuarios de taxis y los clientes en la restauración, excepto para comer o beber.

También se anuló la reapertura de eventos deportivos al público, prevista para el 1º de octubre. Además, las infracciones se castigarán "con penas más severas", advirtió Johnson, prometiendo "una mayor presencia policial en las calles".

Los científicos que lo asesoran habían dicho que Reino Unido podría llegar a tener unos 50.000 nuevos casos de coronavirus al día a mediados de octubre si no se tomaban medidas.

En España, uno de los países europeos más duramente afectados por el coronavirus, el gobierno informó de 241 muertes en las últimas 24 horas, un récord desde el inicio de esta segunda oleada, así como de 10.799 contagios.

En este momento, 850.000 personas de ciertos vecindarios y municipios de Madrid donde los contagios se habían disparado solo pueden salir de su zona por razones de primera necesidad, como ir a trabajar, al médico o llevar a los niños al colegio.

Las autoridades regionales anunciaron el miércoles que solicitarán apoyo "urgente" de militares para realizar test y labores de limpieza ante este auge de la enfermedad.

En toda Europa, grandes eventos se minimizan o directamente se anulan. Por primera vez desde 1944, la ceremonia de entrega de los premios Nobel no se celebrará de manera presencial y será televisada.

Pandemia y desigualdades

En una señal de esperanza, Arabia Saudita anunció que la pequeña peregrinación musulmana (la Umrah), suspendida desde marzo debido al nuevo coronavirus, se reanudará gradualmente a partir del 4 de octubre.

En Australia, las autoridades también suavizaron algunas restricciones, como los viajes entre los estados.

La pandemia ha tornado flagrantes desigualdades ya existentes. En Estados Unidos, los hispanos, primera minoría étnica en el país, que representa alrededor del 11% de la población, son uno de los grupos más afectados por el nuevo coronavirus.

Del total de 200.000 fallecidos por covid-19, casi una quinta parte son latinos. También representan el 45% de los muertos menores de 21 años y el 20,5% de los fallecidos mayores de 65 años, según cifras del partido demócrata.

Además, los latinos también han sido especialmente golpeados económicamente y su tasa de desempleo en Estados Unidos se ubica en el 10,5%, tras alcanzar un récord de 18,9% en mayo.

A nivel global, la Organización Internacional del Trabajo advirtió que la pandemia ha tenido un impacto "catastrófico" y mucho más grave en el empleo de lo esperado.