Última Hora

A falta de gala del Balón de Oro en 2020, las estrellas del fútbol esperan brillar bajo los focos de la Liga de Campeones, cuyo torneo final comienza el miércoles en Lisboa. Sin Cristiano Ronaldo, Leo Messi atraerá muchos flashes, pero otras estrellas también buscarán brillar con luz propia.

La superestrella: Messi

Lisboa no podrá ver en acción a su ídolo. Cristiano Ronaldo se despidió de la Champions el viernes con la eliminación de la Juventus, y como Luka Modric también cayó con el Real Madrid, Lionel Messi será el único Balón de Oro presente en esta 'Final 8' del 12 al 23 de agosto.

Pero el argentino, laureado con un séptimo trofeo Pichichi (máximo goleador en España), llega con una dosis extra de presión, ya que la discreta temporada del Barça le obliga a llegar lejos en la Champions.

"Si queremos pelear por la Champions vamos a tener que cambiar muchísimo", lanzó el seis veces ganador del Balón de Oro en julio, consciente de que sólo la 'Orejona', que no levanta el Barça desde 2015, haría olvidar un curso de decepciones y polémicas.

El goleador: Lewandowski

Es la punta de lanza de un Bayern de Múnich percibido como el gran favorito al título. El polaco Robert Lewandowski no para de mejorar sus guarismos, tanto en la Bundesliga como en 'Europa'.

Autor de 13 goles en los siete partidos que ha participado en esta Champions, tuvo protagonismo en los siete goles anotados por su club contra el Chelsea en octavos (cuatro asistencias y tres goles).

'Lewy' es sólido líder de la clasificación de goleadores del torneo y podría consolarse con ese galardón después de no haberse llevado la Bota de Oro que recompensa el mejor goleador de las cinco grandes ligas europeas (Ciro Immobile del Lazio). 

Pero con lo que sueña el delantero de 31 años es con el triplete Bundesliga-Copa-Champions.

La dupla esperada: Neymar-Mbappé

El París SG, en búsqueda desesperada de llevar la primera Champions a sus vitrinas, cuenta esta vez para lograrlo con un Neymar operativo y en forma.

Su sociedad con Kylian Mbappé prometía dar mucho juego, pero el prodigio francés se lesionó en un tobillo a finales de julio, iniciando una carrera contrarreloj para llegar a tiempo para los cuartos de final.

En una parte del cuadro 'a priori' más asequible, los dos astros del PSG están más cerca que nunca de satisfacer las aspiraciones de sus aficionados y de los dirigentes cataríes del club.

Sobre las piernas de ambos recae la responsabilidad de desterrar la maldición que persigue al PSG en Champions.

La muralla: Oblak

En medio del cálido verano lisboeta, Jan Oblak tendrá la misión de enfriar los ardores goleadores de los delanteros rivales. El antiguo arquero del Benfica, uno de los mejores del mundo en su puesto, es un cerrojo en el arco del Atlético de Madrid de Diego Simeone.

El esloveno (27 años) es uno de los artífices de la heroica clasificación a cuartos de los 'Colchoneros' ante el Liverpool. Y aborda con hambre el duelo de cuartos ante el Leipzig: "Estamos preparados para este nuevo reto".

El artista: De Bruyne

El hombre de los pases de gol. Hasta en 20 ocasiones fue el penúltimo eslabón antes de un gol de su equipo esta temporada, igualando el récord de Thierry Henry, Kevin De Bruyne llega a Lisboa en plena confianza con el Manchester City. 

"Esta temporada fallamos muchos goles, si no, Kevin De Bruyne llevaría 30 pases de gol. Es tan bueno...", lo alabó recientemente su compañero brasileño Gabriel Jesus.

Los 'tapados': Schick, Depay, Gómez...

No se les esperaba a estas alturas de la competición, pero podrían ensombrecer a las estrellas. En el Leipizg, que se quedó sin su referencia ofensiva Timo Werner, rumbo al Chelsea, antes incluso del final de la Champions, las esperanzas recaen en el checo Patrik Schick y en el danés Yussuf Poulsen.

En Lyon, el holandés Memphis Depay quiere materializar su inmensa ambición y ganarse el interés de los 'grandes' de Europa, mientras que el argentino 'Papu' Gómez, capitán del Atalanta, tendrá la complicada tarea de trasladar a la Champions el fútbol ofensivo de un equipo que maravilló a Italia este curso.