Última Hora

Denver, Estados Unidos | Con una diana de Jordan Siebatcheu en el minuto 89, Estados Unidos venció 1-0 a Honduras este jueves en las semifinales de la Liga de Naciones de Concacaf, que se disputan en la ciudad estadounidense de Denver (Colorado).

Con este sufrido triunfo, el combinado local peleará el domingo por el primer trofeo de esta nueva competición de selecciones de Concacaf. 

Su rival saldrá de la otra semifinal que disputaban este jueves México y Costa Rica.

El gol de cabeza de Siebatcheu, el primero con la selección del delantero del Young Boys suizo, resolvió en el último suspiro un partido en el que ambos equipos gozaron de buenas ocasiones de gol y que dejó una gran frustración en la escuadra centroamericana.

"No es un fracaso. No pudimos convertir, es parte del juego, y ellos sí lo hicieron", dijo el uruguayo Fabián Coito, seleccionador catracho. "Nos quedamos con mal sabor porque quedaba muy poco y creo que ambos equipos ya estaban pensando en lo que venía después".

Estados Unidos quería dejar una buena imagen ante su público a un mes de hospedar la Copa Oro pero volvió a dejar serias dudas sobre su solidez y puntería ante una Honduras que hizo mucho daño al contragolpe.

El seleccionador Gregg Berhalter, en cambio, se mostró satisfecho de que su joven plantel (el segundo once inicial más joven de su historia con una media de 23 años) fuera capaz de sacar adelante un partido tan peleado.

"Estamos muy contentos por estar en la final. Este partido es exactamente lo que necesitábamos, por nivel y competición. Muchos jugadores no habían vivido esto", dijo Berhalter, que anhela levantar su primer trofeo con la selección.

El técnico puso en liza a las grandes promesas del fútbol estadounidense, incluidos Sergiño Dest (FC Barcelona) y Weston McKennie (Juventus), y recuperó a su figura ofensiva, Christian Pulisic, flamante ganador de la Liga de Campeones con el Chelsea.

Arrancando desde la banda izquierda del ataque, Pulisic participó de la mayoría de oportunidades de su equipo en la primera mitad pero después se fue diluyendo sin poder quebrar la muralla hondureña.

A su lado el punta Gio Reyna (Borussia Dortmund), de 18 años, dejó también destellos de su calidad a los 10 minutos con una internada por el pico derecho del área en la que dejó sentados a dos defensas con espectaculares recortes pero, ante la salida del arquero Luis López, remató demasiado cruzado.

Honduras planteó el juego esperando a su rival en su propio campo, tratando de imponer un juego muy físico y buscando la velocidad de sus delanteros al contraataque, como había anticipado el propio Coito.

Anthony Lozano, ariete del Cádiz español, y Alberth Elis, del Boavista portugués, inquietaron regularmente a la insegura retaguardia estadounidense con su potente zancada al espacio.

En el minuto 27, el arquero Zack Steffen, suplente del Manchester City en la final europea, erró en la salida al tratar de despejar un centro al segundo plano hacia Elis, cuyo remate fue milagrosamente despejado por el delantero Josh Sargent en la línea de gol.

- Primer gol, primera final -

Estados Unidos alcanzó el descanso con el susto todavía en el cuerpo y se encontró en el arranque de la segunda mitad con otro sobresalto al plantarse el 'Choco' Lozano en un mano a mano con Steffen, que logró desquitarse de su error anterior.

El equipo norteamericano avanzó sus líneas para evitar que el choque se resolviera en los penales. 

El lateral del FC Barcelona Sergiño Dest, a quien Berhalter retiró de la banda izquierda tras la derrota en el último amistoso ante Suiza, se instaló en el campo contrario dejando a su espalda muchos metros libres.

Elis se adentró en el 65 por la banda que dejó descubierta Dest y esquivó varios rivales en paralelo a la línea del área hasta terminar rematando alto.

En medio de numerosas interrupciones del juego, ambos equipos parecían conformarse con el empate.

A un minuto del tiempo reglamentario, Estados Unidos probó suerte colgando una pelota que Weston McKennie cabeceó al corazón del área para que Siebatcheu remachara también de cabeza a la red.

El potente delantero, que había entrado al césped diez minutos antes, se estrenaba así como goleador con la selección con un gol que vale una final.

Elis todavía tuvo una última ocasión a la desesperada para Honduras, pero Estados Unidos ya había reservado su lugar para la primera final de este campeonato.

La Liga de Naciones, torneo creado para ofrecer partidos competitivos a las 41 selecciones de Concacaf en fechas FIFA, debía celebrar esta fase final en junio de 2020 pero fue aplazada debido a la pandemia de coronavirus. 

Youtube Teletica