Última Hora

Internacional

Espeso smog cubrió el sol en China

La capital china amaneció este jueves cubierta de una enorme neblina producida por la contaminación del aire, la cual fue 27 veces más elevada a los máximos recomendados por la OMS,...

AFP Agencia 17/1/2014 06:09

La capital china amaneció este jueves cubierta de una enorme neblina  producida por la contaminación del aire, la cual fue 27 veces más elevada a los máximos recomendados por la Organización Mundial del Suelo (OMS), informó la agencia AFP.

El índice oficial de calidad del aire llegó al máximo de la escala (500), y la densidad de partículas de 2.5 micrómetros de diámetro —una de las más nocivas— alcanzó los 671 microgramos por metro cúbico, lo que superó 27 veces la recomendación de la OMS, según el reporte.

La larga pantalla LED de la Plaza de Tiananmen, Beijing,  mostraba una imagen del Sol  en que la visibilidad quedó muy limitada debido al espeso smog que casi llega hasta el suelo, reportó la revista Time en su página web.

Un día en que los automóviles tuvieron que circular con las luces encendidas en pleno día y muchos peatones llevaban máscaras con filtro.

China es uno de los mayores consumidores de carbón para la energía eléctrica y la industria, lo que genera una gran contaminación en sus ciudades más grandes y sus zonas conurbadas, entre ellas la de Beijing donde viven unas 20 millones de personas.

El año pasado, el gobierno dijo que tomaría medidas extraordinarias como el cierre obligatorio de fábricas y la prohibición de la circulación de vehículos durante las contingencias ambientales que se repitieron en varios días de 2013 en la capital del país y otras ciudades.

El Plan de Contingencia para la Alta Contaminación del Aire de la ciudad estipuló que cuando haya "una contaminación grave durante tres días consecutivos", será activado un sistema de advertencia que comprende alertas azul, amarilla, naranja y roja (la más grave).

Los jardines de niños, las primarias y secundarias tendrán que suspender labores, mientras que el 80% de los autos propiedad del gobierno deberán abandonar las calles. Solo se permitirá que los autos privados entren a la ciudad en días salteados, de acuerdo con un sistema de selección de números de placas.