España registró en marzo 302.265 nuevos desempleados, a causa del "impacto extraordinario" en el empleo de "la crisis sanitaria del COVID-19", anunció este jueves el ministerio de Trabajo.

Según la prensa local, es el aumento más fuerte jamás observado en las estadísticas de desempleo.

La actividad económica se ha visto frenada radicalmente a causa del estado de alarma y el confinamiento de la población decretado por el gobierno el 14 de marzo para detener la pandemia.

El parón se acentuó con la orden gubernamental, anunciada el sábado pasado, de cesar hasta el 9 de abril toda actividad no esencial, una medida que afecta en particular a la construcción y la industria.

En ese sentido, el ministerio explicó que la enfermedad "ha cambiado la tendencia en la evolución del paro con que se inició el mes de marzo".

Prueba de ello es que en los doce primeros días del mes se registraron sólo 2.857 nuevos desempleados.

El número global de desempleados aumentó en más de un 9% respecto a febrero y también respecto a marzo de 2019.

El sector servicios fue el más castigado en marzo, con 206.016 desempleados adicionales, en un país donde el turismo representa el 12% del PIB y una gran cantidad de empleos temporales.

Todos los sectores se vieron afectados, tanto la construcción (59.551 parados más) como la industria (+25.194) y la agricultura (+6.520).

El impacto en el mercado laboral se refleja también en las cifras de afiliación a la Seguridad Social. Del 1 al 11 de marzo se registraron cerca de 65.000 inscripciones suplementarias, pero del 12 al 31 se perdieron cerca de 900.000.

A su vez, el número de contratos firmados en marzo cayó más de un 26% interanual.

Con la subida de marzo, el total de desempleados se sitúa en 3,54 millones, precisó el ministerio, que calcula el dato de forma diferente al Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyas cifras suelen tomarse de referencia.

Según el INE, a fines de diciembre había en España 3,19 millones de desempleados, lo que representaba una tasa de paro del 13,78% tras años de fuerte reducción.

Dicha cifra era la segunda más alta de la Eurozona sólo por detrás de Grecia.

España es actualmente el segundo país del mundo con el mayor número de fallecidos por coronavirus después de Italia, con 9.053 muertos y más de 100.000 casos confirmados según el último balance ofrecido el miércoles.