Última Hora

Las autoridades españolas elevaron el miércoles de seis a doce años la edad mínima a partir de la cual se debe presentar una prueba negativa de covid-19 para entrar al país.

"Se contempla que los niños menores de 12 años deben estar exentos del requisito de someterse a una prueba relacionada con el viaje para detectar la infección por SARS-CoV-2", indicó el Boletín Oficial del Estado, que precisó que la medida rige desde este mismo miércoles.

España aceptará tanto pruebas PCR como de antígenos para los mayores de doce años.

La modificación va en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea que, para reactivar el turismo, aconsejó armonizar las medidas a las que están sujetos los viajeros dentro de la Unión Europea.

En Italia, se abrió la vacunación a los mayores de doce años la semana pasada, mientras que en Francia el grupo entre doce y dieciocho años podrá ser inmunizado a partir del 15 de junio.

España prevé a vacunar a los jóvenes de doce a diecisiete años antes del regreso a las escuelas en septiembre.

Por otro lado, el gobierno español permitirá a partir de este miércoles la entrada por carretera desde Francia a personas que presenten un certificado de vacunación o, de no estar inmunizadas, una prueba PCR o de antígenos negativa.

Para impulsar el sector turístico, fundamental para su economía y devastado por la pandemia, España abrió sus fronteras el lunes pasado a todos los turistas extranjeros inmunizados desde hace al menos 14 días.

Asimismo, España, segundo destino turístico mundial hasta la pandemia, comenzó a emitir el certificado digital sanitario que facilitará los viajes entre los países de la Unión Europea, y que entrará en vigor en todo el bloque el 1 de julio.