Última Hora

España se impuso 1-0 a Suiza en la tercera jornada de la Liga de Naciones para seguir liderando el grupo 4 de la máxima categoría del torneo continental este sábado en Madrid.

El delantero Mikel Oyarzabal aprovechó un error de la defensa suiza para hacer el 1-0 (14), que mantiene a la Roja en lo más alto de su llave antes de enfrentarse el martes a Ucrania, que perdió 2-1 ante Alemania en el otro partido de la llave.

España se acabó llevando en el pequeño estadio Alfredo Di Stéfano de la ciudad deportiva del Real Madrid, en las afueras de la capital, un partido muy trabado, en el que la presión mutua impidió ver muchas ocasiones.

Suiza salió dispuesta a impedir el juego de España, con una presión asfixiante, que se plasmó en imprecisiones y pérdidas de los locales.

El portero español David De Gea sacó una mano providencial para evitar un gol de Loris Benito (11) cuando mejor estaba la selección helvética en la fría noche madrileña.

Pero del casi gol suizo se pasó al tanto español cuando, en un error en la salida del balón, robó Mikel Merino para pasar a Oyarzabal, que desde el punto de penal puso el 1-0 (14).

El gol trajo la tranquilidad a la Roja, que tenía más posesión, pero no acababa de encontrar el hueco en el muro defensivo suizo.

Por la izquierda, Ansu Fati, muy vigilado, apenas pudo entrar en juego con dos rivales encima cada vez que le llegaba un balón.

El joven prodigio del Barcelona acabaría siendo sustituido por Adama Traoré (57), que sorprendió el sábado en el amistoso contra Portugal con su profundidad.

Suiza reacciona

España trató de aprovechar las bandas por donde Jesús Navas dejó un centro a Ferran Torres, cuyo cabezazo a bocajarro lo sacó el meta Yann Sommer (28).

Otro pase al área del jugador del Sevilla lo remató fuera por poco Oyarzabal (52).

Suiza se reactivó tras la pausa, en un calco de lo que fue su inicio de encuentro con la llegada en contraataque de Admir Mehmedi, cuyo disparo flojo blocó el meta David de Gea (53), en lo que prácticamente la única ocasión de los helvéticos en la segunda parte.

Suiza ganó en verticalidad con la entrada de Xherdan Shaqiri por Mehmedi y de Ruben Vargas por Djibril Sow (60) jugando más en juego en español.

Shaqiri y Vargas fueron los más desequilibrantes de su equipo en cuanto entraron en el campo.

España fue acusando el paso de los minutos bajando la fuerte presión que mantuvo durante todo el encuentro, lo que favoreció que Suiza llegara más en los últimos minutos del encuentro.

La Roja siguió intentando entrar por las bandas aprovechando la velocidad de Ferran y Traoré, pero la defensa suiza no le perdió la cara al partido.

A falta de un cuarto de hora para el final, España optó por intentar controlar el balón y dormir el encuentro, mientras sus rivales no aflojaron en busca del gol del empate.

Farolillo rojo del grupo, la selección helvética no tenía nada que perder y se volcó en los últimos minutos en busca del empate, aunque España sufriendo logró contenerla para llevarse tres puntos de oro.