Última Hora

Belgrado, Serbia | Escocia consiguió el último billete en liza para la Eurocopa-2020, que se disputará en 2021 debido a la pandemia del covid-19, gracias a su triunfo en la tanda de penales (5-4 tras empate 1-1) ante Serbia, este jueves en Belgrado.

Los escoceses jugarán en el torneo continental dentro del grupo D contra Inglaterra, Croacia y la República Checa.

La fase final de la próxima Eurocopa será el primer gran torneo para Escocia desde el Mundial de Francia-1998.

En la tanda de penales decisiva, los dos equipos fueron anotando sus lanzamiento hasta que Aleksandar Mitrovic falló el quinto de los serbios, lo que terminó siendo decisivo para decidir el pulso.

Antes, Escocia se había adelantado en el marcador en el 51 por medio de Ryan Christie, con un tiro raso desde la frontal del área, que dio el palo antes de entrar en el arco de los balcánicos.

El equipo británico resistió con su ventaja hasta casi el final del tiempo reglamentario, pero en el 90 Luka Jovic, de cabeza en un saque de esquina, firmó el empate y forzó la prórroga, donde el marcador no se movió, dando pie a que todo se decidiera en la tanda de penales.

En la Eurocopa, Escocia tendrá además el honor de jugar dos de sus partidos del grupo en el estadio Hampden Park de Glasgow, contra checos y croatas. El choque ante los ingleses será en el londinense Wembley.