Última Hora

Piano, bricolaje, musculación o pesca: las estrellas latinoamericanas del París Saint-Germain, como Neymar, Thiago Silva o Cavani, han echado mano de sus pasatiempos en estos meses de cuarentena en sus países, tratando de mantenerse en forma.... y dando más o menos que hablar.

Rapero 'bling' en el caso 'Ney'; familiar para el defensa también brasileño y "natural" para el delantero uruguayo... cada cual con su encierro, que los hinchas han podido seguir a través de las redes sociales.

El portero costarricense Keylor Navas también regresó a su país, pero es mucho más discreto: se limitó a publicar esporádicamente versículos de la Biblia o a pedir a la población que respete las reglas de distanciamiento social impuestas por las autoridades sanitarias.

Aunque la reanudación de los entrenamientos en el PSG está prevista para el 22 de junio, los jugadores pueden verse obligados a pasar una "quincena voluntaria" a su regreso a Francia, especialmente aquellos que vienen de Brasil, donde la curva de la pandemia está en aumento.

En este tiempo, no han estado inactivos y han seguido al pie de la letra un plan de preparación física.

"Me entreno aún más duro que en el club, con más actividades, para compensar la ausencia de partidos", dijo Neymar a mediados de mayo en un comunicado divulgado por su asesoría de prensa.

Su entrenador físico Ricardo Rosa está confinado con él en una villa de lujo con una sala de musculación totalmente equipada en Mangaratiba, una ciudad costera cerca de Río de Janeiro.

Su cuenta de Instagram está llena de fotos y videos de él haciendo todo tipo de ejercicios, con el torso desnudo, mostrando abdominales.

Piano y DJ.

También confinado en Mangaratiba, donde ha alquilado una villa, Thiago Silva prefiere encadenar los esprints o entrenar los despejes y los pases largos en un terreno de fútbol.

Incluso en momentos de relajación, se le ha visto jugar con sus hijos y su mujer a una mezcla de fútbol y tenis de mesa.

Y cuando no está pateando un balón, el capitán del equipo parisino se entretiene lo mejor que puede, jugando con una cometa o reparando un auto.

Neymar, por su parte, descubrió una nueva pasión por el piano.

Un poco vacilante, deleitó a sus seguidores con acordes de "All of me", de John Legend.

Al delantero brasileño también le encanta la música electrónica: fue muy criticado por la prensa por recibir a la DJ Barbara Labres y a una amiga suya en pleno confinamiento.

En marzo, las imágenes de él rodeado de cinco amigos en un campo de fútbol sentaron muy mal y su equipo de prensa se apresuró a decir en un comunicado que se trataba de "personas que están en cuarentena con él, que viven y viajaron juntos desde París hasta Brasil".

También se ha hablado mucho de "Ney" debido a su nuevo "padrastro", Tiago Ramos, de 22 años, 30 menos que su madre (y seis años más joven que el jugador).

Un activista LGBT presentó una denuncia después de la filtración por la prensa de un audio de una conversación entre Neymar y sus amigos llena de comentarios homofóbicos contra Ramos.

Hamburguesa personalizada.

Aislado con su familia en su propiedad bucólica en Salto, a 400 km de Montevideo, Cavani publicó en las redes sociales una serie de fotos junto a su mujer y su hija en modo campestre o de magníficas puestas de sol en un paisaje exquisito.

En un video, aparece segando hierba con una guadaña, con un mensaje: "Trabajando 'abdominales oblicuos'". En otras imágenes salen cañas de pescar a la orilla de un lago.

Una aparente calma mientras el máximo goleador de la historia del PSG, cuyo contrato termina el 30 de junio, es objeto de múltiples rumores de transferencias.

Thiago Silva ya sabe que no se quedará en París la próxima temporada. Los hinchas de Fluminense se embarcaron en una operación de seducción para convencer al defensa de 35 años de que regrese a su club de formación.

El hashtag #Volta Monstro ("Vuelve, monstruo", su apodo) incluso fue impreso en el envoltorio de una hamburguesa enviada especialmente a su hogar.

"Me voy a malacostumbrar y voy a engordar", bromeó. Algo que no es lo ideal antes de retomar los entrenamientos.