Última Hora

En Honduras, la crisis por el COVID-19 ha golpeado fuertemente a muchos sectores del país, y el fútbol es uno de ellos, ya que con la suspensión de todos los torneos, el cuerpo técnico de la selección muestra su preocupación con respecto a la conformación de la misma.

Aunque algunos legionarios si han tenido la oportunidad de jugar en sus respectivas ligas, el fuerte y la base del trabajo se da a nivel local, donde no hay fútbol desde hace más de 150 días.

Es por eso que las fuerzas de las selecciones de Honduras y Costa Rica, pensando en que serán rivales directos por el tercer cupo a la copa del mundo, tienen características diferentes.

El catracho Arnold Cruz, quien forma parte del cuerpo técnico de la “H”, considera que la Tricolor tiene una leve ventaja.

“Costa Rica tiene ventajas, comenzaron antes y al tener competencia tienen una leve ventaja, porque todos los que estamos en fútbol sabemos que la preparación es importante”, apuntó Cruz.

Sin embargo, Arnold agregó que lo más trascendental es como estén los futbolistas en el momento que se convoquen, más aún cuando no se tiene certeza del arranque de la eliminatoria mundialista. 

Finalmente, Cruz asegura que inquieta un poco que el jugador local no tenga actividad futbolística grupal, lo cual genera ansiedad por no saber el verdadero estado de cada uno.

“Estamos muy ansiosos por ver cuáles son los mecanismos que se deben aplicar para que inicie el torneo local, esperemos que de esto salgamos lo más pronto posible”, explicó el ex futbolista del Cartaginés.

Mientras se espera que el torneo local inicie el próximo 16 de agosto, a nivel internacional el cuerpo técnico se muestra complacido con el trabajo de los 13 legionarios seleccionados, incluido el manudo Alexander López quien es de los más activos.